El uso excesivo de las pantallas afecta a los niños

El uso excesivo de las pantallas afecta a los niños

Por Social Media

Las investigaciones indican que el coeficiente intelectual de los niños de esta generación es más bajo debido al uso intenso de dispositivos electrónicos. Descubre cómo puede afectar el futuro de tu familia

El uso excesivo de las pantallas en la vida cotidiana está disminuyendo la inteligencia de los niños y afectando el proceso de adquisición de conocimientos, según una investigación internacional de neurocientíficos, psicólogos, psiquiatras y pediatras. Los adultos también están usando la tecnología como una «facilidad» y se vuelven perezosos, de acuerdo con lo que refieren los especialistas.

Asimismo, advierten que el peligro de las pantallas es mayor de lo que muchos imaginan. Uno de ellos es el neurocientífico francés Michel Desmurget, director de investigación del Instituto Nacional de Salud de Francia. En una entrevista con la BBC News Mundo, Desmurget, dijo: «simplemente no hay excusa para lo que estamos haciendo con nuestros hijos ni cómo ponemos en riesgo su futuro y desarrollo».

El investigador francés muestra que incluso el desarrollo físico del cerebro de un niño cambia de manera negativa, haciendo que le sea difícil comprender la realidad que lo rodea sin el uso de las pantallas. A los más pequeños les cuesta «leer» en vivo las expresiones de los rostros de las personas; es decir, no saben si alguien está tranquilo, triste, feliz, enojado o de buen humor con solo mirarlo a la cara. También están completamente perdidos en cuanto a qué decir en una conversación o no entienden lo que escuchan. A menudo, los usuarios más jóvenes incluso no logran encontrar caminos simples y pequeños en la ciudad, aunque sea en su propia colonia, sin la ayuda de Waze.

Demasiada cantidad, poca calidad

Otras investigaciones muestran que las nuevas generaciones tienen un coeficiente intelectual más bajo que las anteriores, al contrario de lo que mucha gente piensa. Esta evidencia está basada en los hábitos tecnológicos de los jóvenes, ya que fundamentan muchas de sus actividades en el uso de los dispositivos electrónicos. «La nueva generación puede parecer más “sintonizada”’ con la multitarea», dice Desmurget, «hace varias cosas al mismo tiempo, pero de manera incompleta y superficial».

Cada vez son más los padres que regalan celulares y tabletas digitales para «entretener» a los más pequeños. También se incluyen en la lista los videojuegos en general, la televisión e incluso el mal hábito de quien no puede vivir sin auriculares enchufados casi todo el día. Estas personas no utilizan la electrónica como ayuda, sino como «escape».

El neurocientífico francés, que ha realizado investigaciones en algunas de las principales universidades del mundo, como Columbia y el Instituto Tecnológico de Massachusetts, ambos en Estados Unidos, asegura que las principales bases de la inteligencia se ven afectadas por la hiperconexión, las cuales son el lenguaje, la concentración, memoria, interacción personal y cultura.

Desmurget dice que solo aquellos que se preserven del exceso digital podrán liderar el mundo en unas pocas décadas, ya que los «anestesiados» por las pantallas no desarrollarán adecuadamente sus cerebros y cuerpos sedentarios.

Obviamente, la tecnología no debe verse como una villana y no tiene la culpa de nada si no se usa bien. Por el contrario, puede ser una gran herramienta para fomentar el conocimiento, cuando los padres actúan como «curadores» y eligen aplicaciones, sitios web y contenido saludable de Internet y televisión.

En tiempos de pandemia, es posible adaptar diversas actividades sin tener un contacto físico no esencial para evitar aglomeraciones.

Sí, las pantallas tienen muchos puntos buenos si se usan bien. No obstante, en exceso, como todo en la vida, hacen más daño de lo que pensábamos y pueden deshumanizar a las personas como se muestra en varios pasajes del Apocalipsis (el enfriamiento del amor y la creciente dependencia tecnológica, entre otros aspectos). Esto no es una coincidencia y requiere una atención especial.

Por estas y otras razones, los científicos de todo el mundo también se suman a la lucha.  El uso excesivo de aparatos tecnológicos puede repercutir de manera negativa porque provoca disminución del rendimiento escolar, ansiedad, insomnio, depresión y un estilo de vida sedentario. Estos problemas funcionan como «bombas de tiempo» que conducen a la muerte, incluido el suicidio, advierten los investigadores.

El tiempo adecuado de exposición a las pantallas

Según los expertos, este es el tiempo adecuado de uso de aparatos tecnológicos:

  • Los niños menores de 2 años no deben exponerse a las pantallas.
  • Para los niños de entre 2 y 5 años, el tiempo frente a una pantalla debe limitarse a un máximo de una hora por día, con la supervisión de un adulto.
  • Para los infantes de entre 6 y 10 años, el límite es de dos horas al día.
  • Entre los 11 y los 18 años, se recomienda que el tiempo frente a la pantalla no supere las tres horas diarias, también con la supervisión de un adulto, y se debe evitar usarlas durante la noche.
  • Las recomendaciones incluyen el tiempo dedicado a los videojuegos.

Salud dañada por uso prolongado de pantallas

En la salud esta práctica causa:

  • La fatiga visual.
  • Dolor de cuello.
  • Molestias en la espalda.
  • Dolor de cabeza.
  • Aparición de trastorno musculoesquelético.
  • dejar de fumar
    ¿Por qué es difícil dejar de fumar?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/el-uso-excesivo-de-las-pantallas-afecta-a-los-ninos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: