Bloque por bloque hasta llegar arriba

Bloque por bloque hasta llegar arriba

Por Social Media

Existe un juego de mesa llamado donde las instrucciones, claras y precisas, indican que cada participante debe retirar los bloques de una torre para después colocarlos en la parte superior con el fin de que esta crezca.

Sin embargo, para jugarlo debes respetar las reglas como utilizar dos dedos y quitar y poner el bloque con cuidado de no desestabilizar la torre si es que lo llegaras a acomodar en un lugar que no le corresponde.

Esta recreación se puede comparar con la vida monetaria. ¿Cuántas son las personas que, con el afán de progresar, dejan de lado lo que necesitan por lo que quieren en ese momento y cuando se dan cuenta todos sus planes se vienen abajo?

Sí, está bien tener metas y querer ser exitoso, vivir sin limitaciones y demás, pero ¿por qué no empezar las cosas poco a poco? ¿Por qué si adquieres deudas y te llega dinero no lo usas para pagarlas en lugar de gastarlo en algo que te generará más compromisos?

Así como este juego requiere habilidad física y mental para que la torre no se desplome, para cumplir tus planes también debes hacer las cosas bien.

Solidifica las bases de tu economía, aterriza tus proyectos, define prioridades, cumple tus deberes, fíjate metas, no te distraigas y llegarás hasta arriba sin el riesgo de caer en picada después.

 

 

“No tenía ni para comprar un litro de leche”

 

Elvira Benítez

Aun siendo diseñadora de modas, estaba mal no solo económicamente hablando, también en la familia.

Como me separé de mi primer esposo, me quedé a cargo de mis hijos y para sacarlos adelante, hacía composturas de ropa, pero nada era suficiente para que el dinero nos rindiera.  

Aun así, rehíce mi vida con otro hombre y pasó exactamente lo mismo. Iba de fracaso en fracaso y creí de verdad que no servía para nada.

Si bien establecí mi propia empresa, estando en lo alto se vino abajo. De disfrutar todo, nos quedamos otra vez en la miseria, endeudados y sin tener siquiera para comer.

Conocí la Universal el día que decidí acabar con mi vida y en cuanto entré, el pensamiento de que podía vencer se metió en mi cabeza.

Desde ese momento, no he dejado de triunfar. Haciendo un pacto con Dios, logré recuperar mi empresa a la que me llegan los mejores y grandes contratos, además me casé con un hombre maravilloso con el que voy creciendo en todos los aspectos.

Antes, no me alcanzaba para comprar un litro de leche; ahora, de tantos proyectos exitosos que he conseguido, puedo darme la vida que siempre soñé”.

 

 

Quizá te interese: ¿Quién nunca se sintió incapaz?

  • paz

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/bloque-por-bloque-hasta-llegar-arriba/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games