CURA DE LOS VICIOS

Por Social Media

Algunos especialistas de la psiquiatría aseguran que los vicios son una enfermedad incurable, progresiva y fatal, eso sin contar el caso de que quien padece adicciones no quiera ayuda.

Pero en la Universal no son pocos los testimonios de hombres y mujeres que, después de vivir durante muchos años dependientes de las drogas, el alcohol, la pornografía, los juegos de azar, etc., fueron completamente libres, lograron reconstruir su vida y reescribieron el rumbo de su historia por medio del poder de la fe.

Si tú o un familiar tuyo están luchando contra un problema de adicciones, te invitamos a que participes en la Cura de los Vicios los domingos a las 4 p. m. en el Templo de los Milagros, Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya.

¿A quién le puede ayudar la cura de los vicios?

Esta reunión es especial para cualquier persona que esté atravesando un problema de adicciones: alcohol, estupefacientes, fármacos, cigarro, sexo, pornografía, juegos de azar, internet, videojuegos, compras compulsivas, trastornos alimenticios, etc.

Pero también este método es para un familiar o amigo dispuesto a extenderle la mano a un ser querido para que sea libre de su adicción.

«Con Él no hay lugar para recaídas»

«Crecí en un ambiente en donde predominaban los vicios. Esto, evidentemente, generaba discusiones que me tocaba presenciar y, a su vez, me llenaba de mucho odio hacia las personas que me rodeaban. Además, sentía un vacío existencial muy fuerte. Así fue como me junté con malas amistades que me incitaron a probar el alcohol y las drogas, como marihuana, cocaína y piedra.

Me volví muy problemático, violento y mentiroso. Sin embargo, después les robaba sus pertenencias a mis familiares y amigos para solventar mi adicción. Las consecuencias de mis actos tuvieron repercusiones: estuve en el reclusorio durante ocho meses. Ahí, la depresión y las ganas de morirme se intensificaron porque pensaba que, aun saliendo de la cárcel, no podría cambiar.

Cuando fui puesto en libertad, recibí una invitación de un familiar para asistir a la Universal. Comencé a frecuentarla constantemente, al principio, con la intención de superar mi pasado de vicios y malas experiencias, lo logré. Dios también quitó mi vacío y el odio.

No obstante, cuando escuché quién era el Espíritu Santo, deseé que habitara en mí, por eso lo buscaba en las madrugadas. A cambio, recibí la dicha de ser bautizado con Él. Esto me llenó de alegría, ¡no puedo olvidarme de ese día! Ahora, soy un hombre fuerte, que tiene la dirección del Señor para salir adelante. Con el Espíritu Santo no hay lugar para recaídas, ¡hoy tengo una nueva vida!» -Óscar Govea.

  • Baño de la Descarga
    Baño de la Descarga con el Agua de la Cascada

Ofrenda Online

«Me autolesionaba por la desesperación»


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/agenda-semanal/cura-de-los-vicios/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games