Y Dios vio que todo era muy bueno

Y Dios vio que todo era muy bueno

Por Departamento Web

Hay algo importante que podemos aprender con la actitud del Creador delante de la creación

«Dios vio todo lo que había hecho, y he aquí que era muy bueno» (Génesis 1:31).

«Esta frase se repite. Es un detalle interesante, que con seguridad no está por casualidad. Al final de cada día, Dios veía lo que había hecho y decía: es muy bueno. Y nosotros tenemos ese mismo sentimiento. Cualquier persona que camina en medio de la naturaleza y observa las obras de las manos de Dios, desde las cosas más simples hasta las más grandes, también dice que es magnífico», dijo el obispo Renato Cardoso.

Las malas elecciones

El obispo incluso agregó que este sistema creado por Dios es extremadamente complejo, ya que todo está interconectado. Por ejemplo, cuando analizamos el ecosistema, en el que un ser vivo influencia la vida del otro. No obstante, la única cosa que quiebra la armonía de ese sistema es cuando los seres humanos están lejos del Creador. Esto sucede porque la persona elige hacer el mal.

«Es una elección. Dios otorgó ese poder de elegir. Y las personas, lamentablemente, usan ese poder para el mal. Y, por eso, el mundo es de la manera que es. Incluso, la Tierra y los animales son destruidos. El medio ambiente es destruido por la acción de ese mal hombre, codicioso, porque él lo usa para un beneficio egoísta y no pensando en la creación de Dios», agregó el obispo.

Aún así, cuando observamos la creación, concordamos en que todo es muy bueno.

Nuestras elecciones

Pero, cuando ves tu vida, ¿observas tus acciones diarias? ¿También puedes decir que todo es muy bueno? ¿Qué puedes decir sobre lo que has hecho?

«Dios insistió en expresar que todo era muy bueno. Imagine si usted, al final de cada día, mirara e hiciera un análisis del momento en el que se despertó, se acordara de los principales acontecimientos del día e hiciera un balance de lo que sucedió, ¿cuál sería ese balance? Nosotros queremos llegar al final del día y también decir que todo fue muy bueno», expresó el obispo.

Es verdad que no siempre nos suceden cosas buenas. Pero, incluso en los días malos, necesitamos hacer lo que es correcto y enfrentar los problemas de la mejor manera.

Por lo tanto, piensa un poco en esto. Ten como meta llegar al final de cada día y evaluar si lo que hiciste fue bueno o si pudiste haber actuado diferente. Finaliza cada día con una oración, pide perdón por tus fallas y agradécele a Dios por todo (aunque haya sucedido algo malo).

  • La normalidad que no es normal
    La normalidad que no es normal

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/y-dios-vio-que-todo-era-muy-bueno/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games