¿Voz propia o siervos de la Palabra de Dios?

¿Voz propia o siervos de la Palabra de Dios?

Por Social Media

“Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.” Jeremías 1:5

Después de ser santificado por el Señor, Jeremías se tornó siervo de Dios y, por eso, fue enviado hacia donde Dios quiso.

“… porque adondequiera que te envíe, irás, y todo lo que te mande, dirás.” Jeremías 1:7

Así sucede con todo aquel que es generado por Dios. El Señor lo santifica, a través de Su Santo Espíritu, y así él se torna Su siervo.

El Señor tocó la boca de Jeremías y colocó Sus palabras en sus labios. Vea qué interesante: aquel que había sido santificado por Dios y constituido Su siervo ya no tenía VOZ PROPIA, su boca era solamente para servir a la Palabra de Dios.

“Entonces extendió el SEÑOR su mano y tocó mi boca. Y el SEÑOR me dijo: He aquí, he puesto Mis palabras en tu boca.” Jeremías 1:9

No hay cómo desasociar al siervo de Dios de la Palabra de Dios, a partir del momento en el que deja de tener en su boca la Palabra de Dios para tener voz propia, ya dejó de ser siervo de Dios para tornarse siervo de sí mismo.

Colaboró: Obispo André Cajeu

Extraído del blog del obispo Edir Macedo

Lea también: Fe en la Palabra

  • 5 síntomas
    5 síntomas secretos de la depresión más peligrosa

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/voz-propia-o-siervos-de-la-palabra-de-dios/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: