«Vivíamos en el mismo techo, pero no había amor»

«Vivíamos en el mismo techo, pero no había amor»

Por Departamento Web 2

«Mi mayor lucha fue saber que, por influencia de su pareja, mi hija consumía drogas. Llegué a la miseria porque busqué muchas maneras de ayudar a mi hija, pero nada funcionó. Frente a mis hijos, aparentaba ser fuerte, sin embargo, yo tenía depresión, insomnio y escuchaba voces. Incluso las enfermedades se sumaron a esta lista de problemas: tenía colitis nerviosa, columna desviada y mi cuerpo estaba muy débil, nunca pudieron decirme el motivo.

Además, por dedicarme completamente a lo que pasaba con mi hija, nuestra familia vivía sin amor y separada, aunque estábamos en la misma casa. Incluso llegué a pensar que la muerte sería la solución para acabar con todo.

Al conocer la Universal a través de la televisión, mi esposo y yo decidimos ir. Ahí nació en mí la esperanza. Seguí cada orientación y, a pesar de las luchas que hubo en el camino, permanecí firme en los propósitos de fe. Dios me sanó primero; después, mi hija empezó a dejar las drogas, notando un cambio en ella, y, luego, comenzamos a ser más unidos como familia.

Sin el Espíritu Santo mi carácter era agresivo, pero después de recibirlo en mi vida, mi manera de ser y de pensar se volvieron completamente diferentes.

A partir de eso, mi economía empezó a fluir también. De hecho, durante la pandemia, Dios nunca nos desamparó, nosotros no dejamos de trabajar, al contrario, subieron las ventas de la panadería que mi esposo y yo conquistamos. Tuvimos las condiciones de cambiar de coche y mis hijos están felizmente casados. Y, para nosotros, los planes siguen.» -María de los Ángeles Galicia

Medita en: ¿Qué causa la enfermedad en el alma?

Reunión del Espíritu Santo

La historia anterior es la de muchos, familias que, a pesar de vivir en la misma casa, los integrantes no se hablan, no conviven, apenas pasan unos momentos juntos y de inmediato empiezan a pelear, no hay paz por más que la buscan.

Pero pueden hallarla al tener un encuentro con Dios, ese fue el secreto de María de los Ángeles. Por eso, no pierdas la oportunidad de participar este domingo 29 de mayo en la Reunión del Espíritu Santo. Por la fe, puedes recibir esa tranquilidad que tanto necesitas.

Te esperamos especialmente a las 10 a. m., en el Templo de los Milagros, en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya. O bien, en la dirección más cerca de ti, no olvides consultar los horarios.

Sigue leyendo: Por más que lo ignores, ¡ese día llegará!

  • Depresión
    ¿Qué causa la depresión en la vejez?

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/viviamos-en-el-mismo-techo-pero-no-habia-amor/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: