«Vivía en una casa prestada de lámina y cartón»

«Vivía en una casa prestada de lámina y cartón»

Por Departamento Web 2

«Tenía una historia de fracaso y miseria. Provengo de una familia humilde. Ante una vida precaria, opté por las borracheras con amigos. Más adelante, tomé la decisión de formar mi propia familia con la idea de sentar cabeza y salir adelante. Ciertamente no fue así. Como padre de familia me volví agresivo, impulsivo y mi vicio con el alcohol se agudizó. Tenía borracheras casi a diario. No tenía nada que ofrecerle a mi familia, no había ni para comer y vivíamos en un cuartito de lámina y cartón que mis padres me prestaron. También discutía con mi esposa, la maltrataba física y psicológicamente. Más tarde los problemas de salud llegaron. Ya no solo tenía resacas, los médicos me diagnosticaron diabetes. Pero mi condición empeoró cuando, después de tantas borracheras, un día vomité sangre. Estaba frustrado por mi situación. 

Cuando llegué a la Universal sentí un gran alivio interior. Escuché sobre la Hoguera Santa y decidí lanzarme. Dije: “Yo quiero de esa bendición”. Me esforcé y empecé a obedecer lo que Dios manda, dejé el vicio y las malas amistades. Con el tiempo continué participando con fe y mi historia cambió.  

Amo a mi esposa, tenemos una relación de confianza y respeto. Estoy libre de la diabetes, nunca más vomité sangre. Dios me dio las posibilidades de tener dos tortillerías, dos molinos, una casa, dos terrenos, dos motocicletas. A pesar de la pandemia, tengo el sustento para agrandar mis negocios. Él ha cambiado mi vida, mi historia y mi nombre. Después de ser conocido como borracho o don nadie, hoy me dicen: patrón o señor Alberto. Lo más importante para mí es el Espíritu Santo, Él me quitó la venda de los ojos.» -Alberto Mendoza 

Escribe una nueva historia

Muchos son conocidos por sus fracasos, pérdidas, problemas, adicciones, entre otras innumerables situaciones negativas.

Ese fue el caso de Jacob, cuyo nombre y vida tenían como significado el engaño, la trampa, la mentira. Pero, su historia dio un giro cuando tuvo un verdadero encuentro con Dios, tras haberle sacrificado su vida y sueños al Señor en el Vado de Jaboc. Después de ese momento, obtuvo un nuevo nombre, Israel, y se volvió la propia bendición.

Ese fue el secreto de Alberto Mendoza, y su vida es completamente diferente.

En la Universal, iniciaremos la Hoguera Santa en el Vado de Jaboc, esta es la oportunidad que puedes aprovechar. Por eso, prepárate.

De la misma manera en que Dios cambió el nombre de Jacob a Israel (lo cual representa un cambio de identidad e historia), la transformación de vida sucederá para los que creen. Próximamente te daremos más detalles de este propósito de fe.

A modo de preparación, participa en el clamor de la Caminata de la Fe hacia el Vado de Jaboc, que se transmitirá, de lunes a viernes, a las 10 p. m. —horario de la Ciudad de México—, si quieres saber un poco más, haz clic aquí.

  • Violencia
    Violencia y delincuencia, otros efectos de las drogas

Ofrenda Online

Desigualdad, hambre y lodo: una realidad en Saltillo


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/vivia-en-una-casa-prestada-de-lamina-y-carton/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: