¡Vaya en contra de la corriente!

¡Vaya en contra de la corriente!

Por Departamento Web

¿Por qué es importante escuchar la voz de Dios? Durante la transmisión del Santo Culto del pasado 31 de enero, el obispo Franklin explicó las razones.

Cuando una persona escucha la voz de Dios, además de eso, decide obedecer. De esa manera, empieza a vivir segura y en paz. El diablo sabe que cuando las personas dejan de escuchar la Palabra del Señor, dejan de tener comunión con Él; de esa manera, se van debilitando en su interior, espiritualmente hablando.

«Lo que quiero decir es que cuando alguien tiene comunión con Dios, oye Su Palabra y la pone en práctica, tendrá condiciones para superar las adversidades que enfrente», dijo el obispo.

Un ejemplo de un suceso así es cuando Isaac, hijo de Abraham, enfrentó una época de hambre y sequía en la tierra donde vivía y planeó ir a Egipto. Pero, la Biblia dice: «Y se le apareció el Señor, y dijo: No desciendas a Egipto; quédate en la tierra que yo te diré.» (Génesis 26:2).

Así como en ese entonces, «¿hoy en día qué es lo que está habiendo? Hambre. Esto no es cosa de los días actuales, siempre existió y hubo momentos de crisis. Cuando vio aquella situación lo primero que Isaac pensó fue en huir, así como muchos hacen cuando ven problemas, por ejemplo: el marido quiere dejar a su esposa en lugar de buscar una solución… Entonces, cuando uno no vive en comunión con Dios, se enfrenta a situaciones de las que quiere huir. En el momento que Isaac pensó en eso, Dios se le apareció, como hoy se le aparece a usted a través de Su Palabra», explicó.

De acuerdo con lo que detalló el obispo Franklin, Dios le dijo a Isaac que no huyera ni buscara refugio en las cosas o personas. Además, le dijo:

«Reside en esta tierra y yo estaré contigo y te bendeciré, porque a ti y a tu descendenciadaré todas estas tierras, y confirmaré contigo el juramento que juré a tu padre Abraham. […] Habitó, pues, Isaac en Gerar. […] Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno. Y el Señor lo bendijo.» (Génesis 26:3-6).

«Aunque estaba viendo todo en su contra, Isaac obedeció. Al hacerlo, cosechó en la tierra de hambre, que todos habían dejado atrás. Es decir, Dios se quiere manifestar a usted, pero necesita que obedezca. Hoy, pocos aprovechan las oportunidades en las dificultades», añadió.

Tal vez muchos le dicen que en este año no hay esperanza, pero si realmente pone su vida en las manos de Dios, será el mejor año de su vida (lea Génesis 13:26). Es lo que hace con las personas que confían y hacen un pacto con Él. Pero ¿cómo hacer un pacto con Dios?

De acuerdo con lo que dijo el obispo, es como un matrimonio. El hombre y la mujer se entregan y uno sacrifica por el otro para mantener esa alianza. «Lo mismo sucede con Dios, el pacto se hace cuando se compromete con Él y decide serle fiel. Eso es lo que le hace ser bendito en épocas como estas. […] Por lo tanto, no tenga miedo, obedezca lo que Dios le está mandando. No huya, no se esconda de sus problemas, enfrente el problema con un pacto unido a Dios y verá cómo su historia de vida cambiará.

Si toma una decisión y se entrega de cuerpo, alma y espíritu, Él le llenará de bendiciones y, sobre todo, le dará algo más valioso que el oro y la plata, le dará el Espíritu Santo», finalizó.

  • La normalidad que no es normal
    La normalidad que no es normal

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/vaya-en-contra-de-la-corriente/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games