¿Usted acostumbra a decir la verdad?

¿Usted acostumbra a decir la verdad?

Por Departamento Web

¿Usted acostumbra a no decir la verdad? Sepa qué hacer para cambiar de actitud

Todo el mundo sabe que la mentira está presente en la cotidianidad de la sociedad. Mientras algunas personas mienten para conseguir ventajas, otras cuentan mentiras para evitar conflictos. Incluso hay a quienes les gusta mentir para “pulir” sus propios hechos. En muchos casos, las mentiras empiezan siendo pequeñas. Se miente una, dos, tres veces, hasta que el mentiroso se acostumbra y termina mintiendo en cualquier momento.

Motivos

Al final, ¿por qué mentir es común? Ellen Moraes Senra, psicóloga y especialista en terapia cognitivo-conductual, explica: “La sociedad no está preparada para hablar la verdad, entonces, algunas mentiras son aceptadas. Muchos mienten para huir de una situación”. Incluso, la psicóloga clínica y organizacional, Livia Marques, dice que falta asertividad. “Nosotros no aprendemos a ser asertivos y directos. Muchas personas creen que la verdad le dañará y le lastimará”, afirma.

Consecuencias

La deshonestidad puede llevar a consecuencias negativas. “Quien miente mucho termina comprometiendo la relación amorosa, familiar y con los amigos. La persona también pierde credibilidad en el trabajo”, señala Livia. La mentira puede llevar al mentiroso a tener una vida vacía y de apariencias.

El hábito de mentir puede relacionarse a una patología llamada mitomanía. En estos casos, la mentira es una compulsión y forma parte de todas las situaciones de la vida de la persona. “El mentiroso patológico tiene pérdidas significativas en el día a día, no logra construir vínculos y puede quedarse aislado. Cuando ocurre esto, es fundamental buscar ayuda psicológica”, sugiere Livia.

¿Cómo practicar la verdad?

Ellen explica que el ejercicio de la verdad exige autoestima y valor. “Nosotros necesitamos dejar de tener miedo del juicio de los demás”, dice. Según ella, es posible decir la verdad de una forma educada. “Para eso, la persona necesita tener empatía e intentar ponerse en el lugar del otro. La sugerencia es tener siempre una conversación personal, pues el tono de voz y la expresión corporal ayudan en la comunicación”, enseña.

Lea también: El brillo de la mentira

Vida con Dios

La mentira es un hábito condenado por la Biblia. Engañar a los demás puede apartar a los cristianos de una vida de bendiciones. Cabe recordar que Jesús se describió como la verdad en Juan 14:6: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí”.

Otros fragmentos bíblicos indican que la mentira no combina con la vida cristiana. En Éxodo 20:16, se lee lo siguiente: “No hablarás contra tu prójimo falso testimonio”. En Salmos 101:7, el mensaje es claro: “No habitará dentro de mi casa el que hace fraude; el que habla mentiras no se afirmará delante de mis ojos”. A este respecto, los cristianos que desean fortalecer su propia fe y tener una vida en la presencia de Dios deben renunciar a todo tipo de mentira, hasta las que parecen inofensivas.

  • lenguaje de la depresión
    El lenguaje de la depresión

Ofrenda Online

La COVID-19 agudiza pobreza de jornaleras en Colima


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/usted-esta-acostumbrado-a-decir-la-verdad/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: