Una verdadera Nochebuena con la «Bendición para la familia»

<strong>Una verdadera Nochebuena con la <em>«Bendición para la familia»</em></strong>

Por Departamento Web 2

En punto de las 6 p. m., en vísperas de Navidad, el obispo Macedo, acompañado de su familia y de obispos y pastores encargados del trabajo en todo el mundo, ministró, directamente desde Tierra Santa, en Israel, la bendición para las familias con el partir del pan.

Este momento especial sirvió para dar una dirección espiritual tanto para aquellos que estaban reunidos en familia para la cena de Navidad, como para los que estaban sin su familia, quizá privados de su libertad en una cárcel, en una cama de hospital, o en cualquier otro lugar, pero que deseaban estar en la presencia del Altísimo y transformar aquella velada en una verdadera Nochebuena.

Mensaje de esperanza

El obispo inició esta transmisión diciendo que era un momento especial para cenar con los que estaban acompañando la oración y, a pesar de no poder compartir el pan físico, se podía compartir con todos el pan espiritual.

«Lo que nos hace felices, especialmente esta noche, es estar unidos con ustedes que están viendo la transmisión, especialmente las personas que son rechazadas, que fueron excluidas de la sociedad, esas personas que nadie quiere y están abandonadas en las prisiones. Estas son las personas que más tienen la atención de Dios, porque cuando la persona está en el fondo del pozo, Dios tiene una atención especial con ella», destacó el obispo.

Una nueva historia

Antes de compartir el mensaje central de esta transmisión, se compartió el testimonio del empresario Carlos Eduardo, de 45 años de edad, para mostrar, cómo, de hecho, es posible tener una vida transformada con Dios.

Lee también: ¿Por qué necesitas mantenerte lo más lejos posible del alcohol?

Carlos vivió en un hogar destruido, pues no recibía cariño. Por todo lo que vivió, incluyendo ser abandonado por sus papás, él se involucró en el crimen, pasó más de 15 años viviendo en las calles y estuvo preso 11 veces.

«Era una maldición hereditaria, porque mi padre ya venía de las estafas y fraudes a través de contratos, vendía cosas que no eran de él; mi mamá venía de la prostitución. Hoy entiendo que todo era espiritual. Y gracias a Dios, tengo un hermano que siempre lucho por mí y por toda nuestra familia, pues él ya frecuentaba la Universal.

Desde el día que puse un pie dentro de la iglesia mi vida nunca más fue la misma. Aunque aquella primera ocasión ya entré al final de la reunión, al amén, con la dedicación con la que las personas me recibieron, percibí paz y dije, aquí es mi lugar», relató Carlos.

Carlos buscó obedecer a Dios y se fue liberando de los vicios y de todo el mal que le perturbaba, pese a eso, él notaba que algo más le hacía falta, hasta que, durante una Hoguera Santa, se lanzó al altar.

«Hoy camino con la frente en alto, pues tengo mi dignidad y carácter restaurado. Cuento con mi propia empresa y tengo más tiempo para Dios. El Altar para mí lo es todo», reforzó.

Hay una salida para cualquier situación

A través del pasaje bíblico de Mateo 25:31-36, el obispo Macedo habló con aquellos que se sienten excluidos de la sociedad, a través de un mensaje especial, al mostrarles que es posible tener una vida totalmente transformada, así como la de Carlos.

«Dios ha escogido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios; y Dios ha escogido lo débil del mundo para avergonzar a lo que es fuerte. También Dios ha escogido lo vil y despreciado del mundo: lo que no es, para anular lo que es» (1 Corintios 1:27-28).

Te puede interesar: «Estaba muy endeudada y perdí mi hogar»

El obispo resaltó que Dios les presta una especial atención a aquellos que son rechazados, aquellos que nadie quiere, porque aquel que se encuentra bien, no necesita a Dios, pues como está escrito, «Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos.» (Mateo 9:12).

«¿Usted sabía que su vida puede cambiar ahí en dónde está? Usted no necesita salir de prisión, en este momento la iglesia va hasta usted. Solo necesita hablar con Dios.

Haga lo que muchos hicieron (como Carlos) que estaban en esa situación y hoy están libres, prósperos y son personas de bien, completamente reintegradas a la sociedad y también ayudando a aquellos que están en esa situación. Ellos hablaron con Dios y le pidieron una oportunidad. Hicieron un voto con sinceridad. Algunos fueron visitados por el Espíritu Santo en la celda.

La Palabra de Dios es suficiente para hacer de usted una nueva criatura», señaló el obispo.

Oración especial

En el momento más especial de la transmisión, él oró y bendijo el pan que estaba sobre su mesa en la de todos los que estaban asistiendo.

«Jesús es simbolizado por el pan. Él dice, “Yo Soy el Pan de Vida”. Entonces, usted que tiene un pedacito de pan, vamos a orar.

Haga una prueba con Dios y va a ver que su vida va a cambiar. Dios no es un Dios de cosas pequeñas, Él solo hace cosas grandes, y porque Él es perfecto, no hace nada defectuoso, imperfecto.» finalizó el obispo Macedo.

Asiste la transmisión completa

Continua con: Súmate al fin de año solidario y UniSocial decembrino

  • Biblia en 1 año
    Desafío de lectura de la Biblia en 1 año

Ofrenda Online

El perdón que cura

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/una-verdadera-nochebuena-con-la-bendicion-para-la-familia/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Abrir WhatsApp
💬 ¿Deseas hablar con un Pastor?
Pastor Online
Hola 🧑🏻‍💻 Dios te bendiga.

Envíenos un mensaje a nuestro WhatsApp, y vamos a brindar toda la atención que necesites👏🏻.
%d