«Una velación hizo que el alcoholismo empeorara»

«Una velación hizo que el alcoholismo empeorara»

Por Departamento Web

«Yo ya tenía 18 años en las adicciones cuando fui víctima de una velación. Me drogaba e ingería mucho alcohol. Con la velación, llegué a un punto en el que empecé a tomar aún más.

Pensé que era una vida que siempre iba a llevar. Porque incluso llegué a dormir en la calle, en un carro, oliendo mal por no bañarme. A parte, sentía que se me subía el muerto, veía sombras, escuchaba voces, me sentía cargado y con desesperación.

Busqué la ayuda de los brujos. El tiempo fue pasando mientras estaba yendo con ellos, y terminé aprendiendo porque decían que tenía el don de curar y ayudar a las personas, a pesar de que mi vida estaba destruida.

Aun así me volví brujo e hice trabajos como entierros y amarres. Hubo veces en las que hacía que las personas hicieran todo lo posible para pagarme. Pero, todo ese dinero se iba para el vicio.

Solo que cada vez me sentía más desesperado, con tristeza y pensamientos de suicidio.

Pero, conocí el Templo de los Milagros por medio de la televisión, justo en el día que pensaba suicidarme. En el programa vi un testimonio que era mi propia vida. Era la última puerta que toqué y dije: “Si aquí no soluciono mi vida, se acaba todo”.

Sin embargo, el primer día, lo primero que sentí fue paz y tranquilidad, con ganas de seguir adelante.

Fue la perseverancia lo que me llevó a luchar los viernes para buscar mi liberación de los tormentos y adicciones. Y, para fortalecerme, empecé a ir los domingos buscando la presencia de Dios, el Espíritu Santo.

Puedo decir que mi vida, hoy, está totalmente transformada. Vivo libre de los tormentos espirituales, ya no veo sombras, ni escucho voces o se me sube el muerto. Incluso estoy libre de las adicciones.

Ya no tengo que vivir en la calle porque vivo en mi casa, con mi familia. Además, soy dueño de mi negocio, un taller mecánico.

Y, claro, también dejé de practicar la brujería. Antes tenía el espíritu del mal, pero gracias a Dios, tengo el Espíritu Santo.

Ahora sí hay paz en mi vida. Me siento una persona nueva, totalmente cambiada.» -Juan Cerón.

Viernes Santo con la Rosa Consagrada

Muchos buscan y tocan cientos de puertas esperando encontrar la solución. Sin embargo, no la encuentran. ¿Cómo vencer situaciones así?

No se puede destruir un mal con otro mal. Pero, existe un Dios que puede destruirlo definitivamente.

Todos los viernes, en la Universal, se les enseña a las personas a usar su fe para vencer los tormentos espirituales ocasionados por brujerías o maldiciones.

Especialmente este 2 de abril, Viernes Santo, participa en el Desafío de la Cruz.

«Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su llaga fuimos nosotros curados.» (Isaías 53:4-5).

El Viernes Santo, el Señor Jesús fue llevado a la crucifixión. Fue el día en el que Él pagó por los pecados de la humanidad y llevó sobre sí los dolores y enfermedades. Por eso, al final, Él exclamó: «Consumado es» (Juan 19:30).

Ese fue el evento que cambió la historia de la humanidad para siempre.

Lo que muchos no saben es que, mientras Jesús estaba en la cruz, atrajo hacia Él todas las maldiciones. Por medio de Su sacrificio, hoy existe la libertad. Las maldiciones fueron quebradas y la victoria consumada.

Pero ¿esto es un hecho en la vida de muchos?

No. Algunos son víctimas de la depresión; otros no saben cómo luchar contra los estragos de la brujería, los tormentos espirituales y las energías negativas en su hogar; hay quienes quieren ser libres de las adicciones, peleas familiares y conyugales, enfermedades, entre otro gran sinnúmero de problemas.

No encuentran la paz y el descanso, solo cargan un peso porque no saben en dónde encontrar una salida.

Pero, la Biblia dice:

«Yo soy la rosa de Sarón, el lirio de los valles.» (Cantares 2:1)

De la misma forma que el Señor Jesús, en la cruz, atrajo para sí mismo todas nuestras maldiciones y enfermedades. Este viernes, usaremos la rosa consagrada para llevar la luz de Dios a su hogar.

Así que, prepárate. Trae una rosa roja para consagrar y, por la fe, esta absorberá el mal que actúa dentro de tu hogar.

Esta es tu oportunidad. Te esperamos el viernes 2 de abril. Consulta los horarios de las reuniones en la Universal más cercana a tu domicilio o llama al 55 55743266.

Y te invitamos a leer el Aviso Importante sobre las reuniones en todo el país para informarte más.

  • Rosa Amarilla
    ¿Cómo vencer económicamente?

Ofrenda Online

«Me involucré en el vampirismo pensando que mi vida sería diferente, pero no fue así»


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/una-velacion-hizo-que-alcoholismo-empeorara/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games