Un día como hoy, las calles de México fueron iluminadas por la luz eléctrica

Un día como hoy, las calles de México fueron iluminadas por la luz eléctrica

Por Departamento Web 2

Hoy hay luz en las calles, ¿pero hay luz en su vida?

Un día como hoy, oficialmente el 11 de diciembre de 1881, las calles de la Ciudad de México fueron iluminadas por la luz eléctrica por primera vez. En ese entonces, se colocaron 40 lámparas eléctricas en la Plaza de la Constitución y 100 en la Alameda Central.

El impacto que esto ejerció en la sociedad, fue demostrar el progreso del país. Y no solo eso, permitió que las calles fueran habitables durante las noches, ya que la ausencia de luz era sinónimo de inseguridad, inmoralidad y perdición.

El cronista Héctor de Mauleón señaló que, antes de que hubiera luz en las zonas urbanas, había un toque de queda entre las ocho y diez de la noche, para que de esa manera las familias estuvieran resguardadas de los peligros de las tinieblas.

Con el avance de la luz artificial, las personas prefirieron estar en las calles que estar a oscuras en sus propias casas (en ese entonces, aún no había electricidad en los hogares).

Y ahora, con este gran avance, parece difícil imaginar vivir sin luz.

Imagínelo, este gran avance ocasionó un gran impacto en la vida de las personas, dándoles seguridad. Si la luz artificial es capaz de brindar esa sensación de seguridad en los hogares, ¿ya se imaginó lo que haría la luz espiritual en su vida y en su familia?

¡Sea la luz!

La creación del Universo y de todo lo que en él existe se narra en el primer capítulo del libro de Génesis.

“Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz” (Génesis 1:3).

Y así, por medio de Su Palabra, Dios trajo a la existencia la tierra, el cielo, el mar, todas las especies de plantas, animales y de todo ser viviente.

En esto podemos tener la dimensión del poder que tiene la palabra, de cómo esta puede afectar nuestra vida y la de las personas a nuestro alrededor. Para bien o para mal.

No es por casualidad que el rey Salomón afirmó que “La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos” (Proverbios 18:21).

Tal vez, sin darse cuenta, con sus palabras ha atraído las tinieblas y la destrucción a su relación.

Si usted está solo(a), en lugar de lamentarse y decir que no tiene suerte en el amor, empiece a determinar su triunfo en el amor.

Si está en una relación frustrada e infeliz, en lugar de decir que ya no tiene remedio y que la única salida es el divorcio, determine que haya la trasformación completa, que la luz disipe las tinieblas y, así, pueda disfrutar de una vida de pareja plena y feliz.

Aprenda a usar este poder para determinar que, por medio de su fe, haya luz en su vida amorosa, personal o familiar.

Participe en las reuniones que se llevan a cabo en el Templo de los Milagros, en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya. O bien, acuda a la Universal más cercana a su domicilio.

Especialmente para su vida amorosa, participe únicamente los días jueves en el Templo de los Milagros, a las 7 p. m.

  • Caminata de la Familia
    La Caminata de la Familia fomenta tiempo de calidad entre padres e hijos

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/un-dia-como-hoy-las-calles-de-mexico-fueron-iluminadas-por-la-luz-electrica/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: