¿Tu objetivo es disfrutar de la vida?

<strong>¿Tu objetivo es disfrutar de la vida?</strong>

Por Departamento Web 2

El ser humano tiene cinco sentidos: vista, oído, gusto, olfato y tacto. Ellos permiten que la persona capte imágenes, sabores, olores, texturas, garantizándote percibir el ambiente que te rodea y así poder disfrutar de la vida. Sin embargo, más allá de ser solo físicos, esos sentidos están directamente conectados a una fuente peligrosa: el corazón. Todo lo que una persona ve, siente u oye, está ligado a sus sentimientos y los afecta.

Muchas personas quieren disfrutar la vida basadas en sus sentidos, experimentando todo lo que sus ojos ven y lo que creen que es bueno. Por eso siempre están buscando hacer viajes, compras, tener relaciones de pareja, amigos e ir a fiestas. El problema es que el placer que ellas están buscando es pasajero, lo que vuelve a ese «disfrute» traicionero, principalmente para aquellos que son cristianos, pues nada en el mundo será suficiente para satisfacer su interior.

Ese ejemplo es confirmado por el rey Salomón, que vivió e hizo todo lo que quiso, pero al final de la vida, se dio cuenta de que nada lo satisfizo: «Entonces me dije: “Ven ahora, te probaré con el placer; diviértete”. Y resultó que también esto era vanidad.» (Eclesiastés 2:1). Salomón conocía a Dios y tuvo a su padre como un gran ejemplo de siervo, pero se perdió a causa de una búsqueda incansable por el placer y la felicidad.

La vanidad es una aflicción del espíritu y por eso Salomón nunca alcanzó satisfacerlo. Él tuvo todo lo que quiso: mujeres, ropa, animales, paseaba, pero al final, se dio cuenta de que todo eso fue en vano y pasajero.

Te puede interesar: Acumulación peligrosa

Los peligros de solo disfrutar

La búsqueda de la felicidad y el disfrute puede compararse a beber vino, pues son traicioneros. La bebida extraída de la uva es agradable al paladar y aparentemente inofensiva. En un primer momento, la persona toma poco vino, pero después va aumentando la cantidad y, con eso, pierde la sobriedad y se puede volver dependiente. Lo mismo sucede cuando la persona empieza a disfrutar de todo lo que ve y, al pasar el tiempo, ella se vuelve dependiente de las compras, los viajes y las experiencias sensoriales para ser feliz.

Las personas necesitan tener cuidado y analizar si hay algo a lo que están apegadas, pues muchas viven en la búsqueda de lo que es pasajero y no están atentas a lo que es más importante: lo que no ven. A veces nos enfocamos en lo que vemos y sentimos, queremos ir a lugares, estar con personas y tener cosas, pero todo eso es pasajero. Pero con Dios, todo lo que Él nos da, ya sea a través de su Palabra, o en una reunión, permanece en nosotros todos los días.

Por lo tanto, si tu atención se centra en lo que deseas, debes comprender que nada va a poder suplir la felicidad inagotable del Espíritu Santo, pues Su presencia está siempre con nosotros y podemos hablar con Él todo el tiempo. Entonces, es necesario entender qué es lo que está sucediendo en nuestro interior para saber por qué se le está dando tanta importancia a lo que se ve. Pero para ello hay que pedirle a Dios entendimiento para vivir Su Palabra y la fe en la práctica.

Lee a continuación: La alegría de Dios viene por la mañana

  • algo nuevo
    Haga algo nuevo

Ofrenda Online

El perdón que cura

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/tu-objetivo-es-disfrutar-de-la-vida/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Abrir WhatsApp
💬 ¿Deseas hablar con un Pastor?
Pastor Online
Hola 🧑🏻‍💻 Dios te bendiga.

Envíenos un mensaje a nuestro WhatsApp, y vamos a brindar toda la atención que necesites👏🏻.
%d