Trastorno de pánico: libérate de él

Trastorno de pánico: libérate de él

Por Departamento Web 2

De vez en cuando surgen noticias de famosos afectados por el síndrome o trastorno de pánico. Pero, este padecimiento no solo aqueja a las grandes personalidades del deporte, la música o el cine. Así como a personas de cualquier clase, etnia y edad. Está presente entre la población común y es una enfermedad que requiere seguimiento médico y espiritual.

El trastorno de pánico es frecuente en México. Según el doctor Omar Minaya, médico psicogeriatra del Instituto Nacional de Psiquiatría, la palabra pánico es la expresión que describe el miedo intenso. Pero en el caso de un ataque de pánico la experiencia es repentina, inesperada e involuntaria. Generalmente remite a la formación de fantasías de muerte inminente.

«El trastorno de pánico está clasificado dentro de los trastornos de ansiedad. Este es un padecimiento muy discapacitante, puede tener un curso crónico. Y aunque hay personas que en su vida presentan una sola crisis, muchos pacientes pueden presentar recaídas incluso después de un buen tratamiento y de haber sido dados de alta médica. Cuando una persona presenta dos o más crisis de angustia en un mes, es cuando lo tipificamos como trastorno», explicó el especialista al Conacyt.

Te recomendamos: Tiempos difíciles…

Los síntomas

De acuerdo con Medline Plus, una crisis de pánico puede comenzar de repente y alcanzar su punto máximo al cabo de 10 a 20 minutos. Pero en algunos casos el episodio puede durar cerca de una hora. La persona también puede presentar:

  • Molestia o dolor en el tórax
  • Mareo o sensación de desmayo
  • Miedo a morir
  • Miedo a perder el control o de muerte inminente
  • Sensación de asfixia
  • Sentimientos de separación
  • Sentimientos de irrealidad
  • Náuseas y malestar estomacal
  • Entumecimiento u hormigueo en manos, pies o cara
  • Palpitaciones, frecuencia cardíaca rápida o latidos cardíacos fuertes
  • Sensación de dificultad para respirar o sofocación
  • Sudoración, escalofrío o sofocos
  • Temblor o estremecimiento

Estudios realizados por el Instituto Nacional de Psiquiatría demuestran que en nuestro país la prevalencia de este trastorno es de 1.1 % en hombres y 2.5 % en mujeres. Aún se desconoce la causa, pero una persona es más susceptible a padecerlo cuando en su familia ya existe registro del trastorno.

Mal espiritual

Muchas personas recurren a la psicoterapia combinada con medicamentos ansiolíticos y antidepresivos, indicados y controlados por psiquiatras, para tratar el trastorno de pánico. Sin embargo, la mayoría no logra recuperarse. Pero hay una alternativa: el método espiritual.

Para que una persona pueda sentirse bien, sin miedo, necesita deshacerse de los pensamientos negativos, estar agradecido por las cosas sencillas y sobre todo aliarse con Dios. Esto es lo que trae una verdadera liberación del trastorno de pánico y de cualquier otra enfermedad o problema que enfrentemos en nuestra vida diaria.

«Tras una limpia, las cosas empeoraron: intenté suicidarme»

«A raíz de que me dieron una comida trabajada, comencé a tener problemas como hablar con muertos, escuchar voces y ver sombras. Era totalmente atormentada. Queriéndome ayudar, mis papás me llevaron con los brujos. Aquella persona me hizo una limpia, dijo que iba a estar mejor, pero no, las cosas empeoraron.

Las voces que escuchaba comenzaron a aumentar. No lograba dormir en las noches. Cuando me miraba en el espejo, sentía mucho miedo, con ganas de romperlo porque sentía que algo malo iba a pasar.

Mi problema llegó a afectar en la salud: me hinché varias veces, sobre todo en mi estómago. Mi cabeza parecía un volcán, porque quería estallar.

En una ocasión intenté quitarme la vida, tomé el filo de unas tijeras y comencé a presionar. A mí no me importó mi familia en ese momento. Pero le agradezco tanto a una compañera que se dio cuenta, ella tomó las tijeras y las tiró.

Llegué al Templo de los Milagros por invitación de mis padres, y cuando entré, sentí paz y tranquilidad. Entonces, comencé a seguir yendo, perseverando los días viernes y domingo. Me di cuenta de que aquellos tormentos ya no estaban, conseguía mirarme en el espejo, ya no me daba miedo salir sola y ya no hablo más con los muertos. La inflamación y los dolores de cabeza tampoco están. Por mi fe, desde el primer día desaparecieron totalmente.

Actualmente, con mi familia me llevo muy bien. Antes estaba muerta en vida, pero ahora, con el Espíritu Santo soy feliz, la depresión ya no está.» -Jazmín Sánchez

La Cruz de la Victoria

Fue en la Cruz en donde el Señor Jesús llevó el sufrimiento, enfermedad, dolor y angustia. En la Cruz Él murió y resucitó para que no tengamos que enfrentarnos a estas situaciones y podamos tener una vida de paz.

Si tú o algún ser querido ha experimentado alguna de las situaciones anteriores, te invitamos a participar en la reunión de Viernes de Liberación Espiritual y dejar todo tu sufrimiento en Sus manos. ¡Solamente Él puede liberarte!

Si aún no recibiste la Cruz de la Victoria, podrás recibirla durante el encuentro. Acude con fe, no importa cuál sea tu problema, necesitas saber que existe una solución.

Te esperamos en el Templo de los Milagros ubicado en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya. O en la Universal más cercana a tu domicilio.

No olvides leer el Aviso Importante sobre las reuniones u oraciones en todo el país para informarte más.

También puedes ver: DOMINGO DEL RECOMIENZO

(*) La asistencia espiritual no sustituye los cuidados médicos. Será el tipo de trastorno, su origen y el modo de ser de la persona los que configurarán la manera de orientar, en cada caso.

  • Gran Rey
    Gran Rey

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/trastorno-de-panico-liberate-de-el/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: