¿Todas las personas son consideradas hijas de Dios?

¿Todas las personas son consideradas hijas de Dios?

Por Departamento Web

En todas las Universal estamos viviendo el propósito especial del Ayuno de Daniel, que finalizará el 11 de abril. La idea de este suceso es que dediquemos nuestra atención en el Cielo, durante 21 días, para que sea posible estrechar nuestra relación con Dios. Es por eso que sugerimos, en esta época, la meditación en los pasajes de la Biblia, momentos de soledad en conversación con el Altísimo y contenidos que te ayudarán a alimentar tu fe (que puedes encontrar en el portal Universal.org.mx).

Primeramente, cabe señalar que hay dos tipos de personas que participan en el Ayuno de Daniel: las que ya conocen el propósito (si este es el caso, lee este mensaje) y las que están aprendiendo los pasos de la fe. Para esta segunda situación, es importante que la persona comprenda la importancia de este propósito. De lo contrario, ella no logrará sacar provecho de este momento singular.

El Nuevo Nacimiento

Cuando la humanidad empezó a fallar contra Dios, desde los tiempos del jardín del Edén, ella se apartó de la naturaleza idealizada por el Altísimo, porque el pecado la deformó. Así que, para recuperar esta naturaleza divina y empecemos a pensar y vivir según la voluntad de Dios, necesitamos tener el Nuevo Nacimiento. Fue lo que el Señor Jesús le explicó a Nicodemo (Juan 3). Y esto solo sucede por medio de la acción del Espíritu Santo. Por eso, necesitamos buscarlo.

«Cuando la persona recibe el Espíritu Santo, ella se vuelve una nueva criatura. Pero esta nueva naturaleza solo es posible después de que ella recibe el Espíritu Santo», explicó el obispo Edir Macedo.

Fue como sucedió con María, cuando el Espíritu Santo descendió sobre ella: «Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo Niño que nacerá será llamado Hijo de Dios.» (Lucas 1:35).

«El Señor Jesús fue engendrado de la siguiente manera: el Espíritu del Señor descendió sobre María. Entonces, la persona solo nace de Dios cuando ella recibe el Espíritu Santo. Es decir, lo que sucedió con María tiene que suceder con cada uno de nosotros», complementó.

Él también agregó que así como el Señor Jesús fue engendrado dentro de María, simbólicamente, una nueva naturaleza se engendra dentro de nosotros, cuando el Espíritu Santo empieza a habitar dentro de nuestro cuerpo (1 Corintios 6:19).

«El Espíritu Santo no desciende hoy sobre una persona para engendrar en ella una nueva criatura como fue el caso del Señor Jesús. Pero, Él desciende sobre la persona y la envuelve de tal manera que ella se vuelve una nueva criatura, nacida de Dios», agregó.

Por eso, también es necesario dejar algo claro: según los fundamentos bíblicos, no todas las personas son consideradas hijas de Dios, sino solo las que recibieron esta naturaleza celestial.

«Los nacidos de Dios son los que tienen el bautismo con el Espíritu Santo. Y eso es tan real que, en la experiencia del bautismo, cuando el Espíritu Santo desciende sobre la persona, ella se transforma (la mirada, el semblante, la vida por completo). Porque, en aquel momento, ella es envuelta por una paz y alegría inexplicables», concluyó.

¿Qué hacer?

Por lo tanto, si aún no has empezado a participar en esta edición del Ayuno de Daniel, no pierdas tiempo. Decide abandonar los contenidos de este mundo, desintoxicándote de todo lo que te separa de Dios.

Si quieres más consejos sobre qué hacer en este Ayuno, puedes leer: ¿Cómo atraer al Espíritu Santo? (Parte 1)

  • ¿Necesitas un milagro? ¡Esta es tu oportunidad de pasar por el Santuario de los Milagros!

Ofrenda Online

«En una cama, encerrada y llena de enfermedades»


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/todas-las-personas-son-consideradas-hijas-de-dios/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games