Tierra de panteón: un elemento oculto del mal

Por Departamento Web 2

La tierra de panteón es uno de los «ingredientes» de los trabajos de brujería que más encuentran las víctimas en sus hogares o negocios. De hecho, no todos suelen reconocerla a menos de que vaya acompañada de otros elementos como velas, aceite negro, muñecos y fotografías con nombres.

Algunos van por la vida arrastrando un costal de tragedias y se preguntan el porqué de su sufrimiento. La verdad es que no se trata de un «castigo divino» o del destino. Muchas veces, las desgracias se deben a la acción de espíritus malignos. Y esta situación era una realidad para Alberta Cruz, quien atravesó por adversidades cuando su vida estaba dominada por un mal causado por uno de estos «trabajos».

«Los problemas en mi relación amorosa, en mi familia y en mi salud, llegaron a raíz de que encontré brujería en casa: eran aceites negros en mi puerta y tierra de panteón al interior del hogar. Terminé separándome de mi pareja, pero antes de eso tuvimos muchos pleitos, al punto de que intentó matarse. Tras la ruptura me deprimí y empezaron a pasar más cosas que no eran normales. Me volví agresiva, me desquitaba de todo con mis hijos y siempre estaba enojada con la vida. Venía a mi pensamiento la pregunta: “¿Por qué me pasa todo esto?”», relató ella.

Pero eso solo fue el comienzo. Vino más: «estuve a punto de morirme enferma. Sufría dolores de espalda muy fuertes y no podía respirar, me dolía todo el cuerpo y era algo insoportable. Realmente me estaba muriendo, por eso busqué ayuda yendo a que me hicieran limpias; pero terminaba en un terrible estado».

Así es como el mal trabaja, infiltrándose en los caminos de la persona a través de una brujería, de una maldición o de una envidia, etc. Y si está escondido, ¿qué hacer para que este salga a la luz y sea expulsado de una vez por todas? La Biblia nos enseña que el único que puede liberarnos de la oscuridad es el propio Dios: «Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.» (Juan 8:36).

Y, una vez que uno está limpio, es necesario recibir la armadura espiritual más poderosa: la presencia del Altísimo en su interior. Como lo explica el obispo Edir Macedo, «cuando una persona recibe la plenitud del Espíritu Santo, es sellada por Dios y, una vez sellada, ningún demonio puede entrar en su vida y habitar en su cuerpo».

Para tener una vida plena, Alberta tomó una decisión muy importante: entregarle su vida a Dios y buscarlo de todo corazón. «Había un señor que siempre me dejaba el periódico de la Universal en mi negocio. Yo no le mostraba interés, sin embargo, las ventas empezaron a bajar y en la búsqueda de una salida, fui a ese lugar. Acudiendo con constancia a las reuniones de los viernes, recibí mi liberación espiritual. Después de que el mal que estaba escondido en mí se manifestó y salió de mi vida, se me quitó una venda de los ojos; entendí que lo malo que nos sucede es porque hay algo oculto en nuestro interior que quiere perjudicarnos. Debido a que seguí perseverando, mi salud se restauró, en mi casa hay paz y recibí el Espíritu Santo.

Hay muchos que viven bajo la apariencia de que todo está bien en sus vidas, pero de hecho están pasando por los momentos más oscuros; a ellos los invito a participar los viernes en la Universal. No es necesario buscar más, solamente Dios puede transformar nuestras vidas», finalizó.

Viernes de Liberación Espiritual 

¿Cuál es la razón de tu sufrimiento? ¿Tus caminos parecen estar estancados y por más que te esfuerzas no logras salir adelante?

Quizá, como en esta historia no sabes que por detrás de todo ese sufrimiento existe una fuerza maligna. Y la única manera de liberarte de ese martirio es que este mal sea revelado y arrancado de tu vida.

Por eso, en la Universal, los viernes se dedican a un trabajo especialmente enfocado en la liberación espiritual de las personas que acuden a los encuentros. Estaremos en el propósito de fe del Pan de la Revelación, que se basa en este pasaje:

«Por eso Simón Pedro le hizo señas, y le dijo: Dinos de quién habla. Él, recostándose de nuevo sobre el pecho de Jesús, le dijo: Señor, ¿quién es? Entonces Jesús respondió: Es aquel a quien yo daré el bocado que voy a mojar. Y después de mojar el bocado, lo tomó y se lo dio a Judas, hijo de Simón Iscariote.» (Juan 13:24-26).

Ese día, come un poco de este pan y, por tu fe, el mal que ha estado escondido en tu vida se manifestará. Por ello te invitamos a participar en la reunión de Viernes de Liberación Espiritual, en donde, la raíz de aquellos problemas que estás enfrentando sean arrancados de tu vida.

Te esperamos el viernes 22 de septiembre para que des el «grito de libertad» al ser libre de toda obra del mal. Acude con toda tu familia a la Universal más cercana.

  • fatiga
    «Estoy cansadísimo(a)», «no aguanto más», «no doy una»...

Ofrenda Online

El perdón que cura

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/tierra-de-panteon-un-elemento-oculto-del-mal/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Abrir WhatsApp
💬 ¿Deseas hablar con un Pastor?
Pastor Online
Hola 🧑🏻‍💻 Dios te bendiga.

Envíenos un mensaje a nuestro WhatsApp, y vamos a brindar toda la atención que necesites👏🏻.
%d