¿Te preocupa demasiado complacer a los demás?

¿Te preocupa demasiado complacer a los demás?

Por Social Media

Actualmente, con la popularización de las redes sociales, logramos poner todo sobre nuestro día a día en evidencia. Pero algunas personas se aprovechan de eso para llamar la atención e incluso desarrollan el mal hábito de vivir para agradar a los demás.

Para el obispo Renato Cardoso, esa actitud muestra dos problemas internos extremadamente maléficos. «Eso demuestra que es inseguro, depende de las demás personas, trabaja en función de la aprobación de los demás, ya que no tiene su propia aprobación. Es una búsqueda incansable y superficial, porque usted nunca va a complacer a todos todo el tiempo. Ni Jesús, siendo perfecto, lo logró», dijo.

Máscaras

El obispo agrega que quien vive de esa forma no se da cuenta de cuán irrisorio es eso, que solo confirma un grave problema espiritual: la mentira e hipocresía.

«Quien vive en función de tener el elogio de las demás personas deja de ser ella misma, después, desarrolla dos personajes en su interior. Es falsa, fingida, todo porque quiere que todos piensen que es una persona buena en lo que hace y, por eso, debe recibir elogios, una promoción, ganar más dinero, casarse, etc.», dijo.

El problema es que la mentira del hipócrita tiene fecha de caducidad y, en algún momento, la verdad sale a la luz. «Espiritualmente hablando, es un camino sin retorno, ya que ella empieza a creer en el personaje que creó. ¿Cómo ayudar a una persona que cree que la mentira es verdad?», cuestiona el obispo.

Deseo del alma

Una vez, el Señor Jesús reprendió a un grupo de personas que tenían la costumbre de hacer servicios religiosos para ser elogiados por terceros: los fariseos y escribas. Ellos proyectaban sus actitudes, planeando hacer, por ejemplo, una obra de caridad en la hora más poblada del día, para que todo el mundo viera.

«El placer de ellos no era hacer algo bueno, ayudar a alguien, sino ser vistos, esto aumentaba su ego. Jesús los condenó severamente (lea Mateo 23), pero la verdad es que todo el mundo tiene un pequeño fariseo en su interior, que le gusta que los demás vean sus supuestas cualidades, el deseo de ser reconocido, admirado. Piense: ¿cuántas veces hizo algo y estuvo esperando un elogio?», cuestionó el obispo.

Ayuno de Daniel

Para darle fin a ese impulso carnal y hacer que los frutos del Espíritu Santo sobresalgan en su vida, participa en el Ayuno de Daniel, que se está llevando a cabo desde el 11 al 31 de diciembre.

«Muchas personas dicen que quieren a Dios, pero no están dispuestas a escuchar Su voz. Solamente consumen contenidos que ocupan su tiempo, su mente, pero no producen nada bueno. Solo ansiedad, preocupación, vanidad, comparaciones y no le añade nada a su vida espiritual», alerta el obispo.

Para los que quieren cambiar ese panorama, separe los últimos días de este año para dedicarse al Espíritu Santo y escuchar la voz de Dios.

  • sello
    El sello de la diferencia

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/te-preocupa-demasiado-complacer-a-los-demas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: