Sus decisiones pueden matarlo una o dos veces

Sus decisiones pueden matarlo una o dos veces

Por Departamento Web 2

¿Cuánto tiempo más usted vivirá en este mundo? En la actualidad, la ciencia está buscando una manera de que los seres humanos vivan más. Pero ¿hasta cuánto pueden extender ese límite? Y una vez que llegue ese momento, ¿qué va a pasar?

Al respecto, el pasado domingo 7 de agosto, durante la Reunión del Espíritu Santo, el obispo Franklin Sanches refirió que todo ser humano tiene esa interrogante. El único que puede responder es el propio Jesucristo. Cuando murió Lázaro y una de sus hermanas le dijo a Jesús que, si Él hubiera estado con ellos, su hermano no habría muerto. Pero Jesús respondió: «Yo soy la resurrección y la vida. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente» (Juan 11:25).

«Es decir, la muerte física no es el fin, después de ella, viene la eternidad. Pero el problema es en dónde la persona va a pasarla. Dependiendo de lo que ella decida en vida, puede morir dos veces: aquel que cree en el Señor Jesús solo muere una vez, y después tiene vida eterna; pero aquel que no se entrega a Él, enfrenta la muerte física y la eterna, esta última es la peor», explicó el obispo Franklin.

«De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra y cree al que me envió tiene vida eterna, y no vendrá a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida.» (Juan 5:24).

El obispo explicó que no es suficiente ir a la iglesia y también decir «tengo fe en Dios». La vida eterna depende de oír la Palabra y creer en aquel que envió a Cristo. Pero creer significa entregarse. «Hay personas que solo están con Jesús como un noviazgo: oran y quieren Sus milagros, pero cuando son llamadas para tomar la decisión de entregarse, no lo hacen porque no quieren tener un compromiso con Él, pues muchas no quieren abandonar sus pecados. Quieren estar con Jesús, sin embargo, también con sus pecados; algunos piensan que, al estar en la gracia de Dios, cada quien puede vivir como quiere. Pero eso no es lo que la Biblia enseña», dijo el obispo.

«De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la oigan vivirán.» (Juan 5:25)

En el sentido físico, sin importar la edad, todos mueren. Solo que, quien muera en Cristo escuchará la voz del Hijo de Dios llamándolo para la vida eterna. Todo lo contrario sucederá con quienes no tomaron esa decisión, ya que se enfrentarán a la muerte eterna. El problema es que muchos no están tomando este tema en serio:

«No os asombréis de esto, porque llegará la hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno saldrán a resurrección de vida; pero los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación» (Juan 5:28-29).

«No todos van al mismo lugar, aunque haga buenas obras como no hacerle daño a nadie, ser buen padre o buena madre… Hacer lo bueno se refiere a aprovechar la oportunidad de ser salvo, es decir, entregarle su vida al Señor Jesús y obedecerlo», explicó.

Sin embargo, ¿qué beneficio tiene hacer esto? Antes de finalizar, el obispo agrega: «cuando la persona se entrega al Señor Jesucristo, en esta vida comienza a tener paz, alegría, tranquilidad; tendrá problemas, pero en su interior estará feliz; vivirá en la Tierra, pero ya está en el cielo.

En cambio, quien no se entrega a Él, vive un pedazo de infierno y por eso vive desesperada, deprimida, angustiada, triste, vacía, con pensamientos suicidas, nerviosa, violenta, agresiva. Si usted toma hoy la decisión de entregarse a Jesús, comenzará a disfrutar del Reino de los Cielos. Ahí es cuando su depresión, angustia y vacío se acaban. ¿Y los problemas? Estos serán resueltos a medida que usted vaya usando su fe».

Lee también: «¿Qué me asegura que todo saldrá bien?»

  • objetos poseídos

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/sus-decisiones-pueden-matarlo-una-o-dos-veces/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games