¿Su alma ya está dominada?

¿Su alma ya está dominada?

Por Departamento Web 2

«Así como el Señor es una Trinidad conformada por Padre, Hijo y Espíritu Santo, el ser humano también es una trinidad: cuerpo, alma y espíritu», explicó el obispo Franklin durante el Santo Culto del domingo 16 de enero. Es decir, el hombre está formado por el cuerpo que es la carne, el espíritu que nos hace seres racionales y nos fue dado por Dios, a diferencia de los animales. Y el alma, que es eterna.

El cuerpo muere, se acaba, el espíritu regresa a Dios. Pero el alma no, pues ella es eterna y su destino dependerá de las decisiones que se tomaron usando el cuerpo en vida. El obispo dijo que «el alma no tiene un destino seguro. Ella es la fuente de emociones y sentimientos. Por eso, cuando decimos que usted necesita entregar su corazón a Jesús, significa entregar el alma. Pues el Señor no vino para salvar el cuerpo, sino el alma».

Y es que, si ella no está con Jesús, pasará la eternidad en el lago de fuego y azufre.

De acuerdo con el obispo Franklin, «cuando el alma no está bajo el dominio y control del Espíritu Santo, tomará pésimas decisiones. Por ejemplo, hay muchas personas que se casan mal, pues su alma los engañó, ella no fue hecha para pensar, quien piensa es el espíritu, el alma solo siente y si no es gobernada por el Espíritu de Dios, va cometiendo un error tras otro».

Entonces, el alma de la persona que no está con Jesús solo usa el cuerpo para pecar, busca maneras de saciarse con cosas de la vida, como mujeres, hombres, relaciones. Otro ejemplo son las personas adictas a las compras, pues los aparadores lucen atractivos para ellas y acceden a comprar, no obstante, después tiene dificultades para liquidar aquello que el alma le pidió obtener. Muchos han dado oídos a lo que su alma desesperadamente les ha pedido, pero no han escuchado la voz de la razón, que viene del Espíritu Santo. Es por eso que Dios es Palabra, no emoción. Incluso, la palabra «corazón» en hebreo viene de la raíz de «perseguidor». Es decir, él persigue sus deseos.

Otro ejemplo de un alma sin Jesús es la de aquellas personas que no logran controlar sus ansias para comer. Su cabeza les dice que deben cuidar su alimentación, sin embargo, el alma les dice: «solo un pedacito de pastel». Las personas con adicción a las drogas, o aquellas que sienten odio, quieren venganza, son violentas o celosas, también han escuchado la voz de su alma. «El alma no dominada por el Espíritu Santo, es dominada por un demonio. Por eso existe la guerra por las almas. Al diablo no le preocupa su cuerpo, porque sabe que un día va a desaparecer. Pero sabe que el alma es eterna, y él ya está condenado, no tiene salvación. Entonces, quiere llevar a cuantos más pueda con él, para la condenación eterna. Pero Jesús, en la cruz, pagó por la salvación de su alma», agregó.

El pecado le trajo la muerte eterna al alma. En cambio, el Señor Jesús pagó con Su Sangre para salvarla, y le dio al Espíritu Santo para que sea dominada y esté en paz. Quienes Lo recibieron viven llenos de amor, con la Presencia de Jesús, sin rencor ni resentimientos. La persona sabe perdonar, no vive triste, amargada, insegura y con ansiedad.

«Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?» (Jeremías 17:9). La Biblia describe al corazón como engañoso. De hecho, en el mundo existen canciones o personas que dicen: «escuche a su corazón, siga a su corazón», pero la realidad es que el corazón le va a llevar al infierno. Pues es engañoso más que todas las cosas y además de engañoso, es perverso.

Algunos se preguntarán, ¿por qué Dios colocó dentro de mí algo perverso? La realidad es que Dios creo al hombre puro y sin maldad. Pero cuando la maldad de satanás entró al corazón del hombre, porque le dio oídos, entonces toda la humanidad pasó a tener un corazón engañoso y perverso. Incluso, el diablo usó al ser humano guiado por el corazón para crear las religiones. Pues el Señor Jesús no impuso ninguna religión, Él dijo: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida» (Juan 14:6). No obstante, Él quiere que usted, usando su razonamiento, Lo busque y sirva, porque entiende que Él es Dios. «Él no es como el diablo que no respeta su libre albedrío. Él entra y causa maldad, en cambio el Señor Jesús no quiere personas como robots, sino personas que permitan que el Espíritu Santo las moldee».

Y esto es o que Jesús quiere hacer con el nuevo nacimiento, traer al alma la pureza inicial. Y cuando el alma se desprenda de su cuerpo, será llevada a los Cielos para vivir la eternidad. Allá, el alma será vestida con un cuerpo celestial. Pero si no toma la decisión de seguir al Señor, no habrá nada que lo aparte del infierno.

¿Cómo saber si su alma es salva? Es imposible que no lo sepa, usted tendrá tanta paz y será feliz sin importar las circunstancias, pues el alma no depende de las cosas para ser feliz, porque tiene la presencia de Jesús. Entonces, si usted lo decide, entréguele su alma a Jesús, eso es todo lo que usted necesita para obtener la felicidad.

Lee también: Su palabra, ¿tiene valor?

  • retroceden
    ¿Por qué algunas personas retroceden en la fe?

Ofrenda Online

Socorriendo a habitantes de Aguascalientes

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/su-alma-ya-esta-dominada/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: