Solteras: no tropiecen con su libertad

Solteras: no tropiecen con su libertad

Por Departamento Web 2

La frase «Soy una mujer libre y sin ataduras» pronunciada por muchas mujeres solteras puede sonar como una licencia para hacer lo que quieran. Sin darle ninguna explicación a nadie. A diferencia de la mujer casada, que toma sus decisiones pensando en el impacto que tendrán en la vida de su cónyuge, la soltera piensa que está comprometida solo consigo misma.

Tener la libertad para estudiar, viajar, salir con amigos, invertir en una carrera sin preocuparse por tener marido e hijos que cuidar no es un problema si se aprovecha con responsabilidad y coherencia. Sin embargo, muchas mujeres solteras, en el deseo desenfrenado de disfrutar de esta libertad, toman decisiones que solo las hacen perjudicarse a sí mismas. En lugar de cosechar buenos resultados en esta fase, muchas llevan las marcas de las inconsecuencias que decidieron vivir por el resto de su vida.

Te puede interesar: La fe de la razón da. La fe del corazón siente… ¿Cuál es su fe?

Cristiane Cardoso, escritora y creadora del movimiento Godllywood, habla sobre los peligros ocultos de la soltería. Advierte que las mujeres deben tener cuidado con la idea que promueve el mundo de que, por ser solteras, pueden hacer lo que quieran. Porque eso no es lo que Dios espera de ellas. «Cuando no tienes que darle explicaciones a nadie, puedes estar en una libertad que te hace daño. Algunas dicen: “ahora estoy soltera, ahora hago lo que quiero. Me paso todo el día en el centro comercial, me quedo con mis amigas a la hora que quiero”. Y, en esta libertad, puedes equivocarte con Dios, porque en la Biblia está escrito que tanto la soltera como la viuda deben servir a Dios», afirma.

Verdadera libertad

Cuando Dios indica en Su Palabra que la mujer soltera debe servirlo, no espera que ella permanezca en la Iglesia todo el tiempo. Servir a Dios es dedicarse a hacer Su Voluntad. Esto no significa que una mujer no pueda viajar, estudiar, salir con sus amigas. Sino que nada de esto debe ser motivo para que se aparte de Él.

Entonces, ¿cómo aprovechar la libertad cuando no estás en una relación y al mismo tiempo agradas a Dios? La Biblia tiene la respuesta: no uses esta libertad para darle rienda suelta a la carne, es decir, no la uses para hacer cosas malas. Piensa en cómo tus decisiones, como persona soltera, pueden honrar a Dios. Evalúa lo que haces o no haces, los lugares a los que vas, con quién pasas el rato y cómo pasas tu tiempo. Y en lugar de usar tu «libertad y sin ataduras» para pensar solo en ti misma, usa esta libertad para servir a las personas y hacer mejor sus vidas. Empieza con los miembros de tu propia familia. Al servir a estas personas, la mujer soltera también estará sirviendo a Dios.

Lee también: No exalte

  • 5 profecías
    La realidad que no se ve

Ofrenda Online

El reflejo de la gran destrucción económica


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/solteras-no-tropiecen-con-su-libertad/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: