Sobre niños y hombres

Sobre niños y hombres

Por Departamento Web

¿Quién no ha escuchado de un hombre que no pudo pagar las cuentas familiares esenciales porque gasta su dinero en juegos o colecciones? Este mismo «hombre» es el que suele llegar tarde al trabajo todos los días debido a su rutina rebelde. No sabe, ni imagina o ni le importa que su trabajo esté en juego. De hecho, es un niño: alguien que no tiene ningún sentido de responsabilidad para lidiar con las exigencias de la vida.

Exceso vs. sentido común

Sin embargo, cuando las actitudes de este hombre van más allá del límite del sentido común y empiezan a dañar su vida, es bueno que abra los ojos y compruebe que algo está yendo mal. La insistencia de mantener una determinada actitud que te gusta mucho puede ser un problema grave cuando se deja a un lado tu bienestar y el de tu familia. Por lo menos, esto demuestra inmadurez y falta de responsabilidad con tus compromisos, con el trabajo y con tu relación familiar y conyugal.

Debilidad vs. fuerza

Para el escritor y conferencista Renato Cardoso, las «cosas de niños» han debilitado a muchos hombres hoy. «Muchos hombres aún no se han dado por vencidos con las “cosas de niños”. Son hombres solo en sus cuerpos. Sus actitudes todavía toman prestadas muchas cosas de su infancia. Sin embargo, para que un hombre sea fuerte, tiene que dejar las “cosas de niño”, tiene que trazar una línea en su vida para entender que el tiempo de niñez ha pasado. Para que el hombre sea más fuerte, tiene que dejar las “cosas de niño”. No me refiero solo a los videojuegos. Hablo de algo mucho más serio», aclara.

Mentira vs. sinceridad

Sin embargo, hay más diferencias entre las actitudes de los niños y las de los hombres. Los niños se preocupan por contar el número de mujeres con las que salieron en una noche; los hombres demuestran su mérito conquistando a la misma mujer todos los días. Mientras que los niños tienden a mentir, crean perfiles de Facebook falsos para enmascarar la realidad y conquistar a una mujer, por ejemplo; los hombres de verdad son sinceros y logran conquistarla como realmente son, sin necesidad de causar una buena impresión.

Inmadurez vs. sabiduría

Los niños suelen ser mimados y siempre quieren las cosas a su manera. Los hombres son lo suficientemente maduros para entender cómo se deben hacer las cosas. Mientras los niños creen firmemente que la ropa se lava, se plancha sola y, como por arte de magia, aparece en el ropero; los hombres, aunque no planchen ni laven, saben muy bien cómo funciona este proceso y suelen valorar a quienes hacen este trabajo.

Inexpresivos vs. expresivos

Otra diferencia tiene que ver con la forma de expresarse. Si bien los niños no saben cómo articular y expresar lo que quieren, los hombres aprenden a hablar con claridad y saben negociar para lograr lo que buscan. Otro error de los niños es que creen que se puede ganar todo con dinero; mientras que los hombres saben perfectamente que lo que importa es lo que tienen en la mente. Además, los hombres saben vestirse, mientras que los niños no entienden qué ropa es la adecuada para cada ocasión.

Incorrecto vs. correcto

Toma un tiempo para evaluar si no estás abusando de las «cosas de niños» y dejando a un lado las «cosas de hombres». El punto es encontrar la medida correcta de las cosas, las prioridades para tu vida y para tu familia. Eso es lo que tienes que poner en la balanza. Recuerda: en general, todo exceso da náuseas o se convierte en un vicio. Cuando esto sucede, el hombre puede perder la noción de la realidad y sus valores.

  • Santa Cena de la Decisión
    Santa Cena de la Decisión

Ofrenda Online

«Me involucré en el vampirismo pensando que mi vida sería diferente, pero no fue así»


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/sobre-ninos-y-hombres/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games