Entre la obsesión y el amor por las mascotas

Entre la obsesión y el amor por las mascotas

Por Departamento Web 2

Dentro del mundo los trastornos de acumulación compulsiva se encuentra el Síndrome de Noé. Mientras algunos acumulan objetos en su casa al grado de no tener espacio ni para dormir en casa, otros tienen una gran «colección» de animales.

En apariencia, la buena intención inicial es el amor por los animales, pero debido a la gran cantidad de ellos, se convierten en las víctimas de este síndrome debido a que no reciben la atención adecuada. Por otro lado, la persona con esta compulsión es esclava de su trastorno y también corre riesgo por las condiciones insalubres en las que vive.

Pese a que se trata de algo común, es poco estudiado. Apenas en 2013 se le reconoció como trastorno mental en Estados Unidos, país en donde se presentan más casos.

Si bien en algunos países la acumulación de animales no es un delito, se violan las leyes de protección animal y salud pública.

Y aunque las autoridades rescatan a los animales, el problema principal no queda resuelto: brindarle apoyo a la persona.

Te sugerimos: Compras compulsivas: una adicción que no mide consecuencias

«La mayoría han sufrido abusos o abandono, y en algún momento tuvieron contacto positivo con animales, que se convirtieron en un refugio. Al llegar a la vida adulta sufren un momento de crisis personal -pérdida de un hijo, de trabajo…- y empiezan a recoger animales. Nunca llegan a empatizar del todo con ellos, sin embargo. Hemos estado en casas con dos palmos de heces, animales que se devoran entre sí por hambre, perros que jamás pasean y están encerrados en habitaciones… Es muy duro. Antes o después la persona entra en un bucle económico y en vez de pedir ayuda a entidades, se niegan a darlos en adopción. Ellos mismos también están en muy mal estado, sucios y desarreglados. Es el clásico mal llamado loco de los gatos», refirió la psiquiatra Paula Calvo Soler en entrevista para Verne, del periódico El País.

De acuerdo con la especialista, hay tres características que definen a este trastorno:

  • Un alto número de mascotas, que puede empezar desde 5, considerando el espacio en el que se vive
  • No tener capacidad ni condiciones para cuidar a los animales
  • Negación: incapacidad de reconocer el problema y que los animales sufren

Por su parte, el portal de Mayo Clinic sugiere que de detectar este caso, no solo se deben acudir con las autoridades correspondientes. También es necesario que la persona afectada acuda con un experto.

Lee también: Las personas de la tercera edad también tienen adicciones

  • Persecución cristiana
    Persecución cristiana aumentó más de 30 % en un año

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/sindrome-de-noe-entre-la-obsesion-y-el-amor-por-las-mascotas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: