“Ser bueno no es suficiente”

“Ser bueno no es suficiente”

Por Departamento Web 2

El obispo Macedo enseña la verdadera identidad del siervo de Dios

Recientemente, el obispo Edir Macedo destacó la necesidad que tienen los que recibieron el Espíritu Santo. Que en concreto es ganar almas.

Y solamente quien entiende el valor de su propia Salvación sabe el valor que tiene un alma para Dios. “Un alma que nosotros ganamos para el Señor Jesús vale más que alabanzas, que la adoración; ¡vale más que todo en este mundo!”, declaró el obispo Macedo.

Ese deseo de ganar a las personas para el Señor Jesús no es inherente al ser humano, sino que proviene del propio Espíritu Santo. No obstante, muchos de los que dicen ser “siervos”, en lugar de llevarles la Palabra de Vida a los que sufren, solo cuidan sus propias necesidades y problemas.

Y esa es la razón, según explicó el obispo, por la cual sus vidas están trabadas, pues, “se preocupan solamente por ellos mismos, a pesar de ser salvos”.

Además, el obispo alertó que si la persona piensa que el Espíritu Santo está dentro de ella, para solo que piense en sí misma y en sus propios intereses, está engañada.

Entonces, ¿cuál es la misión del Espíritu Santo?

A pesar de que quien Lo recibe, consecuentemente, hable en lenguas extrañas, cure a los enfermos y libere a los cautivos, esos no son los motivos principales por los cuales el Espíritu Santo desciende sobre una persona.

Como el propio Señor Jesús lo dijo, que al descender sobre nosotros el Espíritu Santo, seríamos Sus testimonios (Hechos 1:8).

El obispo explicó que siendo Espíritu, para poder manifestarse en este mundo y volverse conocido, Dios desciende sobre una persona (un cuerpo) —la materia (sumisa a Él). Y esa materia —cuando oye y obedece Su voz (la voz del Espíritu Santo)— es guiada a toda Verdad. Es decir, todos los que se ponen a disposición como siervos del Altísimo.

Siervos de Dios

En Mateo 25:21-23 están descritas las dos cualidades que definen la identidad del verdadero siervo —el bueno y fiel.

La característica del siervo “bueno” habla al respecto del carácter. La Biblia describe que Dios es bueno, por lo tanto, por tener el carácter de Su Señor, el siervo también era “bueno”.

En el contexto bíblico, ser “bueno” es ser bondadoso, benigno, benevolente, generoso, compasivo, misericordioso, paciente, tener dominio propio, buenos ojos.

“La persona ‘buena’ para Dios es la que reúne esos atributos”, afirmó el obispo.

  • Persecución cristiana
    Persecución cristiana aumentó más de 30 % en un año

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/ser-bueno-no-es-suficiente/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: