¿Sabes controlar tus emociones?

¿Sabes controlar tus emociones?

Por Social Media

Comprende de qué manera las emociones pueden perjudicar tu vida y descubre cómo combatir el sentimentalismo por medio de la fe

La naturaleza femenina tiende a ser más sentimental que racional y eso puede verse fácilmente en las situaciones de la cotidianidad: al escuchar una canción que despierta los sentimientos, al ver una película que hace que las lágrimas caigan o cuando las duras palabras de alguien te dejan un nudo en la garganta.

Tanto la alegría y el placer como el dolor y la frustración son sentimientos que forman parte de la naturaleza humana y surgen en algún momento, pero se vuelven un problema cuando empiezan a conducir la vida de una persona. Así como el agua apaga una llama, la emoción es capaz de anular la fe.

Mientras el Espíritu de la fe tiene el poder de fortalecer a una persona, las emociones, al contrario, pueden debilitarla. Frente a una situación negativa, de decepción o de frustración, quien reacciona con base en los sentimientos, reclama, llora, se entristece, dice lo que no debe y, muchas veces, termina ensanchando el problema. «Cuando reacciona con emoción, no está viendo que está débil, disminuyéndose, desvalorándose», explicó Cristiane Cardoso, escritora y creadora del movimiento Godllywood. «Cuando usted está sintiendo, empieza a hacer todo mal y empieza a hundirse. Entonces, el sentimiento solo empeora esa emoción».

¿Qué hacer?

Los sentimientos van a surgir en los más diversos momentos de tu vida, pero lo que hará la diferencia es cómo enfrentarás cada uno de ellos.

«La razón y la emoción son dos elecciones que haces durante todo el día, principalmente cuando estás en una situación difícil», dijo Cardoso.

La mujer no necesita fingir que está todo bien, sino luchar en contra de aquella emoción. Cuando te des cuenta de que un sentimiento está surgiendo, pregúntate: ¿qué hago con esto? ¿Invierto en él o sigo adelante y voy en búsqueda de una solución? «Cuando usted invierte en la razón, hace lo que tiene que hacer», afirmó.

Un ejemplo práctico es la forma en que una persona enfrenta las críticas, ya sea de personas cercanas o del trabajo.

Quien actúa con base en la emoción, de inmediato se pregunta: «¿quién se cree para decirme eso?», una pregunta que ya estimula la ira, los malos ojos e incluso el rencor. Por otro lado, alguien con una reacción racional lo enfrentaría de otra forma, incluso pudiendo considerar la crítica como una oportunidad de desarrollarse. «Si siempre se está “sintiendo”, no va a cambiar», alertó Cristiane Cardoso.

Haz de la fe tu aliada

Con relación al tema, el obispo Edir Macedo destacó la importancia de usar la fe para luchar y sacrificar, y no para «sentir». Y el sacrificio se demuestra cuando, incluso en medio del dolor, la persona decide perdonar a quien le hizo daño, al marido que la traicionó u olvidar una mala situación. «Usted debe tener fe para darle la espalda a aquella situación y mantenerse en el camino de la fe», explicó el obispo. Quien deja de usar la fe para combatir los malos sentimientos no solo está susceptible a las circunstancias, sino que también corre el riesgo de volver a tener comportamientos del pasado cuando no conocía la fe, como estar deprimida. Así es como, poco a poco, la mujer sentimental deja de ver a Dios en su vida.

El obispo Macedo resaltó que la fe no puede basarse en los sentimientos, ya que en medio de las dificultades, será ineficiente. Además, recordó que, aun cuando todo está aparentemente bien, es necesario estar atento todo el tiempo. «El mundo espiritual es un mundo de guerra, 24 horas al día. No se deje llevar por una emoción. No apoye su fe en una emoción», finalizó.

  • regresar a la oficina
    Pero el cambio de color en el semáforo epidemiológico está provocando un inminente regreso a las oficinas.

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/sabes-controlar-tus-emociones/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: