¿Qué sucede durante y después de la Hoguera Santa?

¿Qué sucede durante y después de la Hoguera Santa?

Por Departamento Web 2

La separación entre aquellos que:

1. No dudan y los que dudan

2. No dejan de hacer más y mejor para Dios, y los que dejan de hacerlo

3. No murmuran y los que murmuran

4. No descienden del Altar y los que descienden del Altar.

Vamos a meditar en esto…

1. ¿Quiénes son los que dudan?

 ¡Son los que no quieren hacer nada… pero sí recibir todo!

Son indiferentes porque equivocadamente creen y piensan que todo está bien.

Por ejemplo, muchos pudieron haber participado en las Caminatas de la Fe Rumbo al Monte del Desafío, pero se equivocaron, pensando que no hacía falta, porque pensaron que solo eran para los que aún no estaban liberados, bautizados con el Espíritu Santo…

Pero, en realidad, perdieron la oportunidad de renovarse, instruirse, fortalecerse…

¡Así es como muchos Obreros, una vez muy usados por Dios, se enfriaron, cayeron y permanecieron caídos!

Por lo tanto, no dude que las cosas espirituales son importantes para ser vividas, practicadas y valoradas.

2. No deje de hacer más y mejor para Dios

No se conforme pensando que lo ha hecho todo.

Siempre hay algo que podemos hacer más y mejor… y hay cosas que siempre repetiremos.

Pero, por creer que era algo repetido, fue que muchos que no pusieron atención, temor y devoción, y cayeron en el pecado del conformismo.

No se deje influenciar porque todo va bien, pensando que no necesita hacer más, que no necesita orar, meditar, buscar el Espíritu Santo, buscar en las Veladas, que de todos modos puede hacer las cosas de cualquier manera…

3. No murmure: Cuide sus palabras

No espere facilidades. No se deje engañar pensando que lo ha hecho todo y que ahora va a ser fácil…

Después de que el profeta predicó, hizo el desafío, hizo el sacrificio, cayó el fuego… ¡pero luego la reina juró matarlo!

Cuando murmuramos, estamos exaltando a los demonios que crearon y dificultaron esa situación.

4. No se excluya del Altar

Sea una continuación del sacrificio que presentó en el Altar.

Manténgase en espíritu de oración (pensando en las Cosas de Dios, de lo Alto…) ayunando, orando, ocupándose de las cosas espirituales.

Aquí le dejo algunas indicaciones para que continúe en esta fe:

– Lea los libros Secretos y Misterios del Alma y Cómo Vencer Nuestras Guerras por la Fe

– Vea la meditación matutina del obispo Macedo diariamente en Instagram

– Escuche el programa Punto de Fe, por medio de Radio Omega 830 AM para la Zona Metropolitana del Valle de México o en la aplicación

– Participe todos los sábados en el Encuentro de Discípulos.

No sé por qué hay personas que quieren ser coronadas antes del Calvario – Altar del Mayor Sacrificio, el de la propia vida.

Al igual que Jesucristo, no podemos olvidar que cuando comenzó a hablar de lo que sufriría en Jerusalén, sacrificando Su propia vida por nosotros, muchos de Sus discípulos Lo dejaron, Lo abandonaron, diciendo:

«¿Quién puede soportar esto…?»

«Pensábamos que el Señor nos libraría de la opresión romana, nos haría famosos, realizados, ricos…»

Y se fueron… querían la corona sin ir al sacrificio. ¡Hoy no es diferente!

Si nadie tuvo el valor de decírselo, ¡yo sí!

Obispos, Pastores, Obreros y Miembros… lean atentamente:

– No hay coronación sin prueba!!!

– ¡No hay corona sin pasar primero por el Altar del sacrificio!

Le guste o no, esté de acuerdo o no, ¡esa es la verdad!

Vea lo que está Escrito en su Biblia en Filipenses 2:

«Así que, amados míos, tal como siempre habéis obedecido, no solo en mi presencia, sino ahora mucho más en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor; porque Dios es quien obra en vosotros tanto el querer como el hacer, para su beneplácito. Haced todas las cosas sin murmuraciones ni discusiones, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin tacha en medio de una generación torcida y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo, sosteniendo firmemente la palabra de vida, a fin de que yo tenga motivo para gloriarme en el día de Cristo, ya que no habré corrido en vano ni habré trabajado en vano. Pero aunque yo sea derramado como libación sobre el sacrificio y servicio de vuestra fe, me regocijo y comparto mi gozo con todos vosotros. Y también vosotros, os ruego, regocijaos de la misma manera, y compartid vuestro gozo conmigo.» (Filipenses 2:12-18).

Por obispo Julio Freitas

  • los sabios
    La honra de los sabios permanece por toda la eternidad

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/que-sucede-durante-y-despues-de-la-hoguera-santa/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: