¿Por qué tanta frialdad?

¿Por qué tanta frialdad?

Por Departamento Web 2

El individualismo y la indiferencia son cada vez más explícitos, una señal del Fin de los Tiempos previsto en la Biblia

Recientemente, una mujer fue abusada en el metro de Filadelfia, Estados Unidos, durante unos 45 minutos, mientras otros pasajeros grababan en video el crimen con sus teléfonos celulares sin brindar ningún tipo de ayuda. La policía cuestionó por qué nadie usó el teléfono para llamarla, pero todos lo hicieron para publicar el incidente en las redes sociales y obtener varios «Me gusta».

A fines de octubre, un pasajero en un vuelo de Curitiba, Brasil, se negó a usar la máscara protectora obligatoria para ayudar a contener el brote de la Covid-19. El piloto tuvo que regresar de la zona de despegue a la terminal y solo entonces el pasajero accedió a llevar el cubrebocas, pero ya era demasiado tarde: lo sacaron de la aeronave y retrasó el vuelo unos 40 minutos, perjudicando a quienes tenían compromisos con la hora marcada en el destino.

En Estados Unidos, al mismo tiempo, ocurrió un caso similar, pero con peor desenlace. Un pasajero se negó a ponerse un cubrebocas y le rompió la nariz a una asistente de vuelo con un puñetazo. Esto provocó que lo detuvieran.

¿Por qué la gente solo piensa en sí misma? ¿Qué hace que un ser humano ignore las reglas de la civilidad para satisfacer solo sus intereses? ¿Por qué la indiferencia afecta a la sociedad hasta el punto de infundir frialdad en las relaciones humanas? ¿Dónde está el amor por los demás? El caso de violación en Estados Unidos es extremo y los demás son lamentables. ¿No estamos también, poco a poco, dejando que el individualismo se manifieste en nuestras acciones?

Te recomendamos: Vea por qué

«Epidemia de actitudes groseras»

No son solo los casos de violencia los que llaman negativamente la atención. Denise Bombardier, columnista de Le Journal de Montréal, Canadá, escribió recientemente sobre la «descortesía sistémica» que parece estar apoderándose de un país hasta ahora conocido internacionalmente por los buenos modales y la educación ejemplar de sus ciudadanos. «Las actitudes groseras, el lenguaje vulgar, la insolencia, el descaro y la descortesía caracterizan nuestras relaciones sociales en Quebec (la provincia donde se encuentra Montreal) en 2021», escribió en su artículo. «¿Cuánto se contamina nuestra vida diaria por estas “microagresiones”?», pregunta Denise, citando que los insultos, las palabras groseras y las peleas innecesarias están explotando actualmente incluso por simples tropiezos en un supermercado y que «en el comercio, cada vez es menos inusual un “buenos días”, “hasta luego”, “gracias”. Se ha instruido a los empleados para que soporten el mal comportamiento de los clientes».

También habla de estudiantes que insultan e incluso les arrojan sillas a los maestros, mientras los padres defienden a sus hijos ofensores y condenan a la escuela, así como la soberbia de los políticos actuales en el Parlamento, algo inusual en generaciones anteriores.

Denise cuestiona a quienes dicen que la cortesía es hipocresía, ya que «es un signo de respeto por los demás y una forma de hacer la vida en sociedad más fácil y placentera». Sí, vivir en sociedad requiere pensar en lo colectivo y no descuidar tu rol social, incluso en actitudes sencillas del día a día. Tales como seguir los buenos modales, conducir con cuidado, cederle el asiento a alguien mayor, agradecer o pedir las cosas con un “por favor”.

Todo esto, a pesar de parecer simple, mejora la vida, como destaca Denise, pero también forma parte de la enseñanza del Señor Jesús de amar al prójimo como a nosotros mismos. Sin embargo, a diferencia del ejemplo del Mesías, las muestras de la decadencia humana se difunden en las noticias y en nuestra vida diaria.

Medita en: 5 proverbios bíblicos sobre las ventajas de tener un buen comportamiento

Decadencia humana

Canadá fue incluso un hazmerreír por la cortesía de su gente. Era común decir que «si pisas el pie de un canadiense, es él quien se disculpa por estar debajo del tuyo». Si incluso un lugar con tan buena reputación no ha podido resistir esta ola de frialdad tan propia del Fin de los Tiempos, ¿qué pasa con los lugares donde los buenos modales no son muy aplicados?

No cubramos el sol con un dedo: lamentablemente, muchos ya no han ejercido la cortesía. Lo que está empezando a causar asombro en Quebec es visto como «normal» por mucha gente del mundo: las actitudes groseras han reinado durante mucho tiempo en las calles, hogares, escuelas y trabajo. Mientras que la gente educada es blanco de bromas y burlas.

El ejemplo de Jesús

Con el regreso del Señor Jesús cada vez más cerca, la Universal, desde su creación, contrarresta esta ola de individualismo y frialdad que abunda en el mundo. Para difundir el verdadero sentido del Evangelio, la institución realiza una labor que se extiende por todo el mundo. A través de proyectos sociales, hay exprisioneros que se han convertido en miembros útiles y respetados de la sociedad, mientras que los jóvenes que alguna vez estuvieron sin rumbo aprendieron a ser un ejemplo de buena educación y consideración por los demás. Esposos y esposas han dejado de ofenderse y faltarse al respeto para formar parejas y hogares de verdad. Y padres e hijos ahora comprenden lo que realmente es ser una familia.

Preocuparse por lo colectivo y respetar a los demás son actitudes que forman parte de lo que significa ser cristiano. Nadie puede esperar respeto sin respetar primero, como el propio Dios enseña.

Aquí puedes leer: 7 señales de debilidad espiritual

  • sello
    El sello de la diferencia

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/por-que-tanta-frialdad/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: