¿Por qué no logras resolver tu mayor problema?

¿Por qué no logras resolver tu mayor problema?

Por Departamento Web 2

Lo que falta para vencer lo que parece imposible

Gran parte de las personas lucha para resolver sus problemas, pero no encuentra la solución para ellos, como deudas impagables, enfermedades terminales, conflictos en la vida amorosa o un familiar involucrado con el crimen, por ejemplo.

¿Por qué sucede eso?

Un ejemplo que puede responder la pregunta anterior es la historia bíblica de Jacob y Esaú.

Jacob huyó después de haber engañado a su padre, Isaac, para obtener la bendición de su hermano. Y, 20 años después, cuando estaba a punto de regresar, Dios le dijo: «Vuelve ahora a la casa de tu padre». Jacob le había pedido a Dios que lo ayudara a regresar en paz, pero en el camino de regreso, le informaron que Esaú venía con 400 hombres armados contra él y pensó: “Ahora será mi fin”.

En aquel instante, Jacob pensó que su mayor problema era Esaú, que estaba yendo a su encuentro para matarlo. Solo que, en realidad, el problema estaba en él mismo. Aunque Esaú hubiera muerto, Jacob no lograría vivir en paz. Él tenía en su interior mucha culpa y angustia. Jacob pasó toda su vida queriendo lograr algún éxito y haciendo cualquier negocio, aunque, para eso, tuviera que mentir y engañar.

Lee también: Dios realizó el sueño de Jacob

Muchos cargan las mismas características de Jacob: él es la vieja naturaleza. Es nuestra naturaleza humana que se opone a Dios y a nosotros mismos.

Nuevo hombre, nuevo espíritu

El cambio definitivo de Jacob sucedió cuando tuvo un encuentro con Dios en el Vado de Jaboc. En medio de la lucha con Dios, Jacob dijo: «No te dejaré ir si no me bendices». Aquello fue la marca de su cambio. Él ya era rico, tenía familia y bendiciones materiales, pero le faltaba paz y cambio en su interior.

Dios podría haber hablado con él en cualquier lugar a lo largo del trayecto hasta la casa de su padre. Pero Él eligió precisamente el Vado de Jaboc, que significa «vaciarse», para hacer que Jacob reconociera cuál era en realidad su mayor problema. Mientras esa noche se despojó de todo y quedó solo, cambió su naturaleza y renació como un nuevo hombre, con un nuevo espíritu.

La Hoguera Santa en el Vado de Jaboc ofrece una oportunidad similar a la de Jacob. Solamente la entrega total a Dios es capaz de cambiar completamente nuestra vida.

Pero, es importante explicar un gran detalle. ¿Qué es luchar con Dios? Hay una diferencia entre luchar contra Dios, como muchos hacen, y luchar con Dios, como hizo Jacob. La primera es imponer tu propia voluntad por encima de la de Él; mientras que la segunda es hacer Su voluntad, es priorizar el Reino de Dios sin importar la situación.

Cuando luchamos con Dios, es imposible que no logremos lo que queremos.

Esto es lo que se estará haciendo esta semana, es la semana de la lucha con Dios, en preparación para el próximo domingo. Ese día, tendrás la oportunidad de probarle tu fe a Dios. Si es posible, ven todos los días de la semana a las reuniones de la Universal. El 11 de julio podrás demostrarle tu entrega total a Él en el Altar.

Así como Jacob luchó en el Vado y conquistó, vamos a luchar con las mismas fuerzas.

Consulta los horarios de las reuniones u oraciones en la Universal más cercana a tu domicilio o llama al 55 55743266.

Y te invitamos a leer el Aviso Importante sobre las reuniones u oraciones en todo el país para informarte más.

Te puede interesar: «Me conocían como la hipócrita y mentirosa»

  • Gran Rey
    Gran Rey

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/por-que-no-logras-resolver-tu-mayor-problema/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: