¿Por qué Dios nos dio padre y madre?

¿Por qué Dios nos dio padre y madre?

Por Departamento Web 2

Es claro que hay una diferencia entre las generaciones de padres e hijos. Pero ¿qué puede aprender la más reciente y beneficiarse de las experiencias de la generación de mayor edad?

Abordando esta cuestión, el obispo Renato Cardoso comentó que, observando la historia de la humanidad, puede notarse que cosechamos lo que nuestros antepasados sembraron. Como los inventos y soluciones que nuestros padres trabajaron para crear y poner a disposición de las generaciones futuras.

«Hoy, tenemos muchos tratamientos médicos, muchas vacunas, muchos medicamentos. […] La ciencia avanzó y nosotros fuimos beneficiados. Así como en la tecnología, construcción, transportes y comunicación. Hoy, estamos muy por delante de nuestros antepasados de ​​hace 100, 300 o 1000 años», dijo.

Relacionando lo anterior con lo familiar, refirió: «Dios nos dio madre y padre para que aprendamos y nos beneficiemos de los errores que ellos cometieron. También de los aprendizajes que tuvieron en la vida, para no tener que repetir esos errores […]. Pero cuando tratándose de la familia, hay un espíritu contrario, que hace que el hijo piense: “quiero seguir con mi vida y cometer mis errores”. Hay una resistencia en aprender lo que el padre y la madre les quieren enseñar. Y eso es un gran error de parte de los hijos. […] El hijo inteligente escucha a sus padres. Porque Dios nos dio padre y madre para enseñarnos, para evitarnos el dolor innecesario de cometer nuestros propios errores.

Ejemplo de educación

Muchos hijos tienen dificultades para darse cuenta de esto porque ven que los padres hacen exactamente lo que les dicen que no hagan. El ejemplo es muy importante, pero también le corresponde al hijo entender cuándo aquel ejemplo sirve para aprender del error y no cometerlo de nuevo.

A veces, el padre vive las consecuencias de las elecciones erróneas que hizo. Y cuando le dice a su hijo: «no hagas lo que hago, sino lo que digo», no quiere que viva las consecuencias de estos errores. El ejemplo es muy importante y los padres necesitan prestarle atención a esto. Por otro lado, el hijo no solo puede querer seguir el ejemplo. Necesita razonar lo siguiente: «Este ejemplo está mal, aprenderé de ese error, tampoco me equivocaré».

Además de eso, muchas veces, algunos padres no ven la necesidad de educar o evitan enseñarles a sus hijos. No tienen la paciencia de sentarse con su hijo y educarlo. De a cuerdo con el obispo es laborioso. «Al enseñarles a sus hijos, no verá el resultado inmediato. Pero, no puede desistir, así como Dios no desiste de nosotros. Si lo que quiere es lo mejor para sus hijos, usted es la persona indicada para enseñarle. Si no lo hace, otros lo harán y no adecuadamente», finalizó.

  • selfies
    Los peligros de las selfies «sexis»

Ofrenda Online

Desigualdad, hambre y lodo: una realidad en Saltillo


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/por-que-dios-nos-dio-padre-y-madre/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: