«Por los problemas de mi familia, le perdí sentido a la vida»

«Por los problemas de mi familia, le perdí sentido a la vida»

Por Departamento Web 2

«Los problemas familiares iniciaron por una infidelidad de parte de mi papá. Además de eso, él era alcohólico y entre mis padres se agredían verbalmente. Por toda esa situación derramé lagrimas.

Siempre fue algo triste, de hecho más para una niña. El alcoholismo de mi papá fue doloroso porque era alguien a quien yo admiraba bastante. Ver esa imagen derrumbándose es muy difícil.

A causa de eso, con el tiempo, me volví más dura con las personas, incluso me puse a la defensiva con mis padres. Me desquitaba con ellos agrediéndolos verbalmente, no con groserías pero sí les gritaba, al punto de forcejear con mi mamá. Me volví rebelde, no les hacía caso y, como ellos no tenían ese interés, hice lo que quería.

Pero dentro de mí sentí un vacío y que no valía nada. Realmente le perdí el sentido a la vida, no trabajaba y llegué a pensar: ¿por qué vivir? Y sí, llegué al punto de tomar la decisión de suicidarme.

Fue que llegué a la Universal y empecé a perseverar todos los domingos, colocando toda mi fe en el Señor Jesús. De ahí vinieron los cambios.

Actualmente, mis papás viven juntos y muy felices. Mi papá ya no está en las adicciones y mi mamá está muy contenta con él. Ahora es un hombre diferente, totalmente irreconocible.

Lo más importante es que recibí el Espíritu Santo, porque, con Él, ese vacío que tenía antes ya no está. Estoy feliz, Él llenó mi vida por completo, puedo decir que tengo todo.» -Ivette Rodríguez

Levantaremos un clamor por los que lloran

Es por eso que, en el Templo de los Milagros y en todas las Universal, se llevará a cabo el Clamor por los que Lloran, que tendrá lugar en la víspera del Día de las Madres, el domingo 9 de mayo, haciendo referencia al pasaje bíblico anterior.

Quizás, has llorado por alguna razón. A lo mejor eres la madre que llora por su hijo, la esposa que llora por su marido, el trabajador que no tiene manera de obtener el sustento para su familia, la persona que ha recibido un diagnóstico médico negativo. Y esta o estas situaciones te han dejado sin vida, sin esperanza.

No importa cuál sea tu problema, ese día, el Señor Jesús detendrá el entierro. Lo que ya estaba perdido, sin salida, por medio de tu fe lo resucitará, como sucedió con el hijo de Ivette.

Así que no te pierdas esta oportunidad y prepárate para este gran día. Además, participa en la bendición de los padres a sus hijos. Para ese día, trae a tus hijos para que reciban la bendición familiar, y no olvides llevar tu frasquito en forma de cruz rellenado con aceite de oliva para recibir la gota del Aceite Sagrado.

Acude el 9 de mayo al Templo de los Milagros, en Av. Revolución, núm. 253, col. Tacubaya, CDMX. Los horarios son 7:30 a. m., 9:30 a. m., 12 p. m., 4 p. m. y 6 p. m.

Consulta los nuevos horarios de las reuniones u oraciones de domingo, o bien, consulta en la Universal más cercana a tu domicilio para mayores informes.

  • entrevista de trabajo
    Una entrevista de trabajo es parte del proceso cuando buscas empleo

Ofrenda Online

La ayuda llegó para damnificados de Poza Rica, Veracruz


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/por-los-problemas-de-mi-familia-le-perdi-sentido-a-la-vida/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: