«Peleaba con mi esposo, no había dinero y mi hijo se drogaba»

«Peleaba con mi esposo, no había dinero y mi hijo se drogaba»

Por Departamento Web 2

De acuerdo con los expertos en el tratamiento de adicciones, el tipo de ambiente y los factores de riesgo pueden influir en un joven a consumir drogas. Una de las bases para evitar esto es la familia, ya que es la barrera principal de protección.

Según la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) y Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, los riesgos de que los menores se adentren en el mundo de las drogas incrementan al vivir experiencias estresantes en la vida temprana, tales como traumas, maltrato infantil e inestabilidad familiar.

Por lo tanto, una familia desequilibrada no logra proteger a los menores de este peligro. Eso fue lo que sufrió Virginia Adame. Por los problemas económicos y matrimoniales, su hijo se sumergió en las drogas. Esto empeoró su situación, al grado de que ella fue lastimada internamente.

«Mi hijo se drogaba y me odiaba, eso me lastimó»

«Derramé lágrimas por mi familia y la falta de economía, nada estaba bien. Peleaba con mi esposo porque no llevaba dinero, él trabajaba pero solo le daban días, no semana completa.

Les tenía que dar de comer a mis hijos, a veces comían arroz, a veces tortilla dura; pero siempre nos faltó la comida. Con lo poco que ganaba mi esposo no nos alcanzaba para nada. Cuando él llegaba me molestaba porque no había dinero. Esto provocó pleitos entre nosotros. En las peleas llegamos a las malas palabras el uno al otro.

Medita en: El sabio edifica en la roca; El necio edifica en la arena

A consecuencia de esto, uno de mis hijos cayó en los vicios. Él llegaba borracho y drogado, incluso quería golpearme. Se puso muy agresivo, me decía malas palabras, que me odiaba y no me quería. Eso me lastimó.

Pero puse mi fe en el Señor Jesús y Él cambió todo. Mi economía ya no es la de antes, es muy bendecida. Mi esposo tiene un buen trabajo, comemos bien y lo que queremos.

Mi hijo ya no está en los vicios, fue transformado: ya no fuma, no toma ni se droga. Mi familia se transformó totalmente.

Mi esposo y yo nos llevamos muy bien, somos como novios, nos queremos, amamos y respetamos. Hay esa confianza que no teníamos, la tenemos gracias a mi Señor Jesucristo.» -Virginia Adame

Semana de la caída de las murallas

Quizá tu situación es semejante a la de Virginia, ves a tu familia o tu matrimonio desmoronarse. Y por más que intentas encontrar una manera de arreglar tus problemas, las cosas empeoran.

No obstante, ella usó su fe en Dios y su perseverancia logró que su vida diera un giro.

Este 5 de septiembre inicia la oportunidad para usar esa fe y cambiar tu presente:

«Por la fe cayeron los muros de Jericó, después de ser rodeados por siete días.» (Hebreos 11:30).

Con base en esta palabra se llevará a cabo la Semana de la caída de las murallas, del 5 al 12 de septiembre.

Antiguamente, los hebreos usaron su fe poniendo a Dios al frente de su batalla para derribar las murallas que les impedían entrar a la Tierra Prometida. Y ha llegado el momento de que derribes los problemas que te impiden avanzar. Haz clic aquí para saber más detalles de este propósito.

Te esperamos a las 7:30 a. m., 9:30 a. m. o 12 p. m. en el Templo de los Milagros, Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya. También en la Universal más cercana a tu domicilio, consulta los horarios.

Y no olvides leer el Aviso Importante sobre las reuniones u oraciones en todo el país para informarte más.

  • su alma
    Si muere… ¿a dónde va su alma?

Ofrenda Online

El reflejo de la gran destrucción económica


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/peleaba-con-mi-esposo-no-habia-dinero-y-mi-hijo-se-drogaba/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: