Noviembre Azul sin preconcepto

Noviembre Azul sin preconcepto

Por Departamento Web 2

Desde el inicio de este mes, a nivel mundial está en curso la campaña Noviembre Azul. Si el mes de octubre fue rosa y dedicado a la concientización al respecto del diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, ahora, el mes es azul y el enfoque es la prevención al cáncer de próstata. La primera iniciativa de Noviembre Azul inició en Australia, en 2003, y se volvió mundialmente conocida como Movember, fusión de las palabras moustache (bigotes) y november (noviembre). Este mes también fue escogido porque el día 17 se conmemora el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Próstata.

Motivos no faltan para que se lleve a cabo esta campaña: de acuerdo con Francisco Varela Riojano, subjefe del servicio de Oncología del Hospital Juárez de México, el 70% de los casos se detecta en etapas avanzadas. Y según la Comisión Nacional para los Derechos Humanos (CNDH), el cáncer de próstata es el causante de 14 muertes diarias de mexicanos.

Entre los tumores malignos, es la primera causa principal de muerte por cáncer y es la más común en todo el mundo, seguido solamente por el cáncer de pulmón.

Y, anualmente, se registran alrededor de 12 500 casos nuevos de cáncer de próstata.

Esos números ya deberían servir como señal de advertencia para que los hombres procuren prevenirse, pero, en la práctica, eso no sucede.

Muchos esperan el surgimiento de síntomas para buscar ayuda, y ese puede ser un error fatal. Es solamente cuando identifican una cosa equivocada —como cuando el chorro de orina es más débil o empieza a orinar con mucha frecuencia— que empiezan a ir al urólogo. Pero, esperar por algún indicio puede permitir que el cáncer de próstata avance o hasta que no haya más posibilidad de cura de la enfermedad.

Él es silencioso

El cáncer de próstata es silencioso y exige prevención. Una de las formas para verificar la existencia de la enfermedad es por medio de la prueba PSA (Antígeno Prostático Específico). A pesar de que no es específicamente para la detección del cáncer, sino para la evaluación de la próstata —que puede aumentar de tamaño por diversos factores, como una inflamación o la edad, por ejemplo—, su resultado puede ser una señal de la enfermedad. Otro examen que no sustituye al anterior es el de tacto rectal. En caso de historial familiar, cuando el padre, el hermano o el tío ya tuvieron cáncer de próstata, lo ideal es empezar a hacerlo a los 40 años. En caso de que no haya incidencia familiar, el examen debe realizarse a los 45 años.

Aunque las visitas regulares al urólogo después de esa edad también sean recomendadas, los hombres se oponen a hacer los exámenes.

Si usted aprecia su vida, la acción es simple: prevéngase. Como la mayoría de los tumores iniciales de próstata no presentan síntomas, la prevención es el mejor camino para que la enfermedad sea evitada o tratada desde el comienzo.

La campaña de concientización de Noviembre Azul es importante, pero solo se trata de un recordatorio de que los hombres deben cuidarse. El examen es rápido. Cuanto antes sea realizado, mejor para su salud.

Usted no necesita esperar para hacerse el examen solamente cuando se lleva a cabo la campaña. Vaya al médico y realícese exámenes regularmente. No deje que el descuido termine con su vida. Cuide su cuerpo con esmero y dedicación, pues él es la morada del Espíritu Santo. Prevéngase.

  • hijas
    Godllywood Autoayuda: una enseñanza de padre para hijas

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/noviembre-azul-sin-preconcepto/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: