Noé: un hombre justo y temeroso a Dios

Noé: un hombre justo y temeroso a Dios

Por Departamento Web 2

Conoce la historia de la persona elegida por Dios para recomenzar la humanidad

En el libro de Génesis, de la Biblia, desde el principio se relata cómo el ser humano se apartó de los planes del Señor, a causa de la desobediencia y del pecado, sufriendo las consecuencias.

Esto hizo que se generaran una serie de problemas, como la multiplicación de la maldad, la violencia y la corrupción. Esa situación llevó a que Dios tomara la decisión de aniquilar a la humanidad.

Sin embargo, el Señor vio a un hombre que aún andaba con Él y que era diferente de aquella generación corrompida: Noé. Él era un hombre justo e íntegro y, a causa de su carácter, no seguía la inmoralidad de los hombres de su época. Por esa razón, él fue elegido para iniciar una nueva humanidad.

Entonces, Dios le anunció a Noé que destruiría a los humanos con un diluvio, pero libraría a Noé y a toda su casa, confirmando de esa manera una alianza. El Creador le instruyó cómo construir una gran arca, que abrigaría a Noé, a su familia y a una pareja de cada especia animal existente para que procrearan.

Además de todas las dificultades en la construcción del arca y del desafío de imaginar un evento nunca antes visto, Noé soportó las burlas de sus contemporáneos. Él le fue fiel a Dios e hizo todo conforme le fue ordenado, hasta que vino el diluvio. Cuando todos estaban dentro del arca, Dios cerró la puerta externamente y la Tierra fue inundada.

Después de 40 días y 40 noches, el planeta se cubrió de agua y los únicos sobrevivientes fueron los que estaban en el arca, que llegó a tierra firme. Dos meses después, Dios le pidió a Noé y a su familia que dejaran el arca con las parejas de animales. Un arcoíris fue anunciado por Dios como señal de Su alianza con Noé y toda la Humanidad y de la promesa de que ya no habría más diluvio para destruir la Tierra.

Un ejemplo a seguir

Noé es una referencia de obediencia para los cristianos, además de haber sido la pieza fundamental para el recomienzo de la humanidad. Esto solo fue posible a causa de su vida con Dios, como aclaran las Santas Escrituras: «Estas son las generaciones de Noé. Noé era un hombre justo, perfecto entre sus contemporáneos; Noé andaba con Dios.» (Génesis 6:9). La familia de Noé fue bendecida por medio de él.

Al respecto del tema, el obispo Edir Macedo destacó por qué Noé fue elegido por Dios: «Los elegidos son los justos o, por lo menos, los que reúnen las condiciones necesarias para ser justificados. ¿Cuántos anhelan vivir en la integridad y en la justicia, pero no reúnen fuerzas para abandonar el pecado?».

Noé es citado en el Nuevo Testamento como ejemplo de rectitud, fe y justicia. Una mención que vale ser resaltada es aquella en la que el Señor Jesús hace referencia él al comparar a la humanidad de los días antes del diluvio con los tiempos de Su venida.

«Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que entró Noé en el arca, y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos; así será la venida del Hijo del Hombre.» (Mateo 24:37-39).

Noé eligió creer y es considerado uno de los héroes de la fe por su conducta. Como sucedió con él, hoy en día somos avisados sobre la venida del Señor Jesús por medio de Su Palabra, pero a cada uno le corresponde temer o no, prepararse o no.

«Por la fe Noé, siendo advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó un arca para la salvación de su casa, por la cual condenó al mundo, y llegó a ser heredero de la justicia que es según la fe.» (Hebreos 11:7).

Curiosidades bíblicas

Solo en la construcción del arca, Noé y su familia pudieron haber invertido alrededor de 100 años de trabajo, según los historiadores.

Con 500 años de edad, Noé tuvo su primer hijo: «Y Noé tenía quinientos años, y engendró a Sem, a Cam y a Jafet.» (Génesis 5:32). Cuanto tuvo 600 años, vino el diluvio sobre la Tierra. «El año seiscientos de la vida de Noé, el mes segundo, a los diecisiete días del mes, en ese mismo día se rompieron todas las fuentes del gran abismo, y las compuertas del cielo fueron abiertas.» (Génesis 7:11).

Pasando el diluvio, él vivió otros 350 años, siendo en total 950 años de edad, según como está escrito en Génesis 9:28-29.

  • mente de Cristo
    La mente de Cristo

Ofrenda Online

Desigualdad, hambre y lodo: una realidad en Saltillo


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/noe-un-hombre-justo-y-temeroso-a-dios/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: