No te apegues a los juicios de otras personas

No te apegues a los juicios de otras personas

Por Departamento Web 2

Vivir preocupada por la opinión de los demás mantiene tu vida estancada e incluso puede ensuciar tu corazón

En la vida en sociedad hay muchos juicios y críticas, pues nadie piensa igual ni tiene los mismos sueños. Pero, si una mujer vive para complacer a otros o para evitar ser juzgada, nunca logrará sus metas y vivirá controlada por las opiniones ajenas.

En muchas situaciones, una mujer acepta estar limitada a lo que otros pensarán de ella. Como resultado, pasa el tiempo y su vida permanece estancada, lo cual puede provocar frustración, dolor y pensamientos negativos.

Hay personas que se sienten ofendidas ante las críticas y terminan dejando que este sentimiento se apodere de ellas. Muchas les dan atención a los malos ojos y corren el riesgo de ensuciar su corazón. Por eso, ante personas que generan intrigas, envían mensajes indirectos, humillan e inventan mentiras, la mejor opción es evitarlas. Es lo que explicó Cristiane Cardoso, columnista y creadora del movimiento Godllywood.

Lee también: Entre espinos…

¿Cómo actuar?

Cristiane presenta el ejemplo de David, que era el más pequeño de sus hermanos y, a pesar de su frágil constitución física, Dios lo ungió. Esto generó indignación en sus hermanos, quienes comenzaron a ofenderlo, pues estaban llenos de envidia y malos ojos. Aunque era joven, David tenía la sabiduría para manejar las ofensas y los juicios. «Y Eliab, su hermano mayor, oyó cuando él hablaba con los hombres; y se encendió la ira de Eliab contra David, y dijo: ¿Para qué has descendido acá? ¿Con quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Yo conozco tu soberbia y la maldad de tu corazón, que has descendido para ver la batalla. Pero David respondió: ¿Qué he hecho yo ahora? ¿No fue solo una pregunta? Entonces se apartó de su lado hacia otro y preguntó lo mismo; y el pueblo respondió lo mismo que antes.» (1 Samuel 17: 28-30).

David no entendió por qué su hermano dijo aquellas palabras duras, pero no le dio continuidad a la conversación. «Se apartó de su hermano y se fue a hablar con los demás.  Eso es lo que tiene que hacer. Cuando hay una persona con malos ojos, a la que le gusta causar intrigas, hablar mal e inventarse cosas sobre usted, en lugar de prestarle atención a lo que dice, aléjese, porque está siendo usado por el diablo», enfatiza Cristiane.

Ella agrega que no se le debe dar atención a las palabras que provienen del mal. «El diablo quiere que tengamos el corazón sucio y resentido.

Entonces, cuando le pone atención a las personas que él usa y se pregunta el porqué de esa actitud, su corazón se va ensuciando. La forma de enfrentar esto es desviándose y no dándole espacio a la situación. La gente puede decir que usted engreída o que se cree mucho, pero eso fue lo que hizo David», concluye.

Medita también en este mensaje: Tus amistades interfieren en tus hábitos, comportamientos y salud

  • mexicanos que mueren
    Crece número de mexicanos que mueren por sustancias

Ofrenda Online

El reflejo de la gran destrucción económica


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/no-te-apegues-a-los-juicios-de-otras-personas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: