No te acobardes delante de los enemigos

No te acobardes delante de los enemigos

Por Social Media

En las Santas Escrituras hay muchos héroes de la Fe que, con valor y confianza en Dios, cambiaron la historia del pueblo de Israel. Gedeón, uno de los principales jueces de su época, fue uno de ellos. Con su indignación, valentía y por intervención Divina, venció a sus enemigos con solo 300 hombres.

El libro de Jueces, en la Santa Biblia, relata que Gedeón era el menor de su familia, la más pobre de aquel lugar. En aquella época, el pueblo de Israel se había apartado de Dios y, por eso, la destrucción y la vergüenza sobrevinieron sobre toda la nación. En ese entonces, el pueblo tuvo que esconderse en cuevas para no ser atacado por los enemigos: los madianitas, los amalecitas y los pueblos de oriente. Gedeón, no obstante, en medio de tantas personas, mostró lo que le agradó a Dios: su inconformismo e indignación. Como ya había escuchado de las maravillas de Dios en la época de sus padres, él no aceptó vivir escondido de aquella manera y se puso a disposición para luchar contra sus enemigos.

En respuesta a su actitud, el Altísimo lo usó para salvar a Su pueblo y hacer que sus siervos regresaran nuevamente a Su Altar.

Restauración del Altar

El versículo 1 del capítulo 6 del libro de Jueces muestra que el pueblo había hecho lo que era malo a los ojos del Señor, y, por eso, los enemigos vinieron sobre él. Pero, antes de ir a la guerra, Gedeón restauró su Altar para Dios. Él sabía que, si no era por intervención divina, todos continuarían en aquella situación para siempre.

De la misma forma, actualmente, hay muchos cristianos que están siendo bombardeados por los problemas porque están negando su fe y haciendo lo que era malo delante de Dios. Por ello, es necesario que entiendan que, para vencer las adversidades, deben restaurar el Altar de Dios en sus vidas, pues, de lo contrario, continuarán en las manos de sus enemigos.

No tengas miedo

Cuando Dios vio la reacción de Gedeón, Él lo instruyó sobre cómo escoger un grupo selecto, entre 32 mil israelitas, para aquel combate y dejó claro que los que eran cobardes y tímidos no deberían ir. Entonces, 22 mil retrocedieron. Después de una prueba de valor hecha con otros 10 mil que se alistaron, solo 300 combatientes valientes fueron separados para ir con Gedeón.

Esto significa que los tímidos en la fe no ven la acción de Dios en sus vidas. Cuando son llamados por una decisión, retroceden y se esconden —al contrario de los valientes, que no aceptan la situación ni le temen a los enemigos, sino que confían en que Dios les dará la victoria.

¿Quienes son los 300?

Incluso conquistando Canaán, una tierra prometida por Dios, el pueblo de Israel vivía en declive  con la fe. Sin embargo, para ayudar a Su pueblo a vencer a los enemigos y reanudar su relación con él, Dios eligió personas poseedoras de una fe sobrenatural, como Gedeón.

Dios vio la reacción de Gedeón y los 300 valientes cuando ellos decidieron ser valientes. También vio en ellos la misma indignación que Él sentía al ver el sufrimiento de Su pueblo.

Diariamente, las personas libran guerras contra sus enemigos, ya sea por una deuda, a causa de una enfermedad, un problema familiar y hasta espiritual, pero lo que determina si van a alcanzar la victoria es su posición delante de ellos. Hay quienes conviven con las dificultades de forma apaciguadora y otros que huyen de ellas, como Israel hizo durante muchos años y, por eso, nunca ven el cambio en su vida. Lo que necesitan entender es que el cambio solo sucede cuando hay una actitud de fe inteligente.

  • regresar a la oficina
    Pero el cambio de color en el semáforo epidemiológico está provocando un inminente regreso a las oficinas.

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/no-te-acobardes-delante-de-los-enemigos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: