“No os engañéis; Dios no puede ser burlado”

“No os engañéis; Dios no puede ser burlado”

Por Departamento Web

Al inicio de año, una escultura de la mascota de McDonald’s imitando a Jesucristo crucificado fue colocado en el Museo de Arte de Haifa, en Israel. El objeto es el payaso Ronald McDonald en tamaño real en la cruz, formaba parte de la exposición Sacred Goods (Bienes Sagrados) y tenía como objetivo retratar una crítica al consumismo de la sociedad actual. La obra, hecha por el artista finlandés Jani Leinonen, fue denominada McJesus.

La exposición causó indignación entre los cristianos del país, que pidieron retirar la obra. Después de que las imágenes se propagaron en internet, cientos de personas de otros lugares también protestaron. El muñeco Ken (novio de Barbie) representando a Jesús crucificado también causó indignación.

La argumentación de los que protestaron era que las esculturas le faltan al respeto a un hecho extremadamente importante para el Cristianismo: el sacrificio del Señor Jesús en la cruz. La ministra de la Cultura de Israel, Miri Regev, incluso llegó a solicitarle al director del museo que retirara las obras. No obstante, la Asociación para los Derechos Civiles de Israel intervino aclarando que ella no puede tener esa actitud. Entonces, la decisión fue poner una placa en la entrada del museo informando que allí podría haber contenido ofensivo para los visitantes.

El punto muerto de retirar o no las esculturas del museo debe continuar, pero el problema es que ni siquiera debieron haber sido exhibidas.

Continúa leyendo: “Ronald McDonald crucificado” es expuesto en Israel

Otros casos relacionados al sacrificio de Jesús en la cruz, que ofenden la fe cristiana, también ya sucedieron en el mundo. En 2018, un video que circuló en las redes sociales de Australia mostraba a Jesús convirtiéndose en donador de órganos en la cruz. En el anuncio, los guardias romanos Le preguntaban si Le gustaría ayudar a salvar la vida de siete personas con Sus órganos tras Su muerte. Uno de los guardias Le entrega un teléfono por medio de la lanza e invita a María y a Juan para aprobar el acto. Los tres, entonces, posan para una selfi que sería publicada en las redes sociales.

Este video, como era esperado, causó escándalo. Es un acto noble realizar acciones para aumentar el número de donadores de sangre, no obstante, fue un error utilizar este tipo de evento como ejemplo —y de forma irónica.

En Brasil, en 2013, durante la “Marcha de las putas”, en Río de Janeiro, algunas jóvenes desnudas usaron la imagen de Cristo crucificado en un taparrabo para protestar en la Jornada Mundial de la Juventud, realizada por la Iglesia Católica. Años después, en 2016, durante la Marcha LGBT, una artista transexual se presentó en la Avenida Paulista, en São Paulo, en una cruz y con el cuerpo manchado de sangre.

La imagen de Jesús crucificado hace referencia a un significado muy importante para los cristianos. En cierta ocasión, el propio Señor Jesús dijo que nadie tendría un amor más grande que el de aquel que da la vida por sus amigos, refiriéndose al sacrificio que haría por la humanidad (Juan 15:13). Ese sacrificio nos dio la oportunidad de limpiarnos de los pecados y recibir la Salvación. Fue un suceso que sirvió para darnos la oportunidad de liberarnos del sufrimiento eterno, lejos de Dios, en el infierno.

Para comprender este hecho, es necesario tener ojos espirituales. Quien no los tiene, lo menosprecia, lo devalúa y, peor que eso, lo usa como burla, sin recibir cualquier tipo de censura —a menos que los cristianos protesten. Es decir, es necesario protestar para que haya censura en relación a algo tan importante para la humanidad, lamentablemente.

Incluso están los que se burlan de la fe cristiana de otras formas, tal como sucede en algunos medios de comunicación. Zorra, programa brasileño y de humor, de la Red Globo, realiza un sinnúmero de bromas sobre los evangélicos. A finales de 2017, un sketch llamado Dios-Mujer mostraba a un pastor que se encontraba con Dios en el cielo representado por la figura de una mujer. Al verla, el pastor le decía que aquella imagen no correspondía con la que él imaginaba. Dios se irrita y acusa al pastor de pecar por no creer en él y empieza a tomar diferentes formas, afirmando que se muestra como quiere ante las personas. En seguida, lo envía al infierno. Allá, el diablo, con cuernos y dientes, dijo: “tuviste suerte, porque si ves a Dios con síndrome premenstrual, ¡híjole…!” Entonces, el pastor dijo que el diablo, por lo menos, era como siempre lo había imaginado.

Sea como sea, no se burle de Dios. Pablo dice en el capítulo 6, versículo 7, de Gálatas: “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará”.

Muchos piden que la libertad de expresión sea respetada, pero el derecho de cualquier persona solo debe comenzar cuando no afecta el derecho del otro en relación a sus creencias e ideologías. Un cristiano no debe agredir la fe de otras personas ni agredir a quien tiene la libertad de no creer en ella, pero también merece respeto por tener su fe.

  • comunidades
    Personas en situación de pobreza reciben orientación espiritual, alimentos, ropa, entre otros servicios

Ofrenda Online

30 de enero: Gran distribución gratuita del Aceite Sagrado

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/no-os-enganeis-dios-no-puede-ser-burlado/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: