No deje que su corazón le domine

No deje que su corazón le domine

Por Departamento Web 2

El grave problema que tienen todos es el corazón, como dice la Biblia, este es perverso y engañador. De acuerdo con lo que enseñó el obispo Franklin Sanches en el Santo Culto del pasado 8 de agosto, cuando las personas son guiadas por él, toman malas decisiones en su vida.

En cambio, la fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve. Es decir, no se relaciona con los sentidos. Todos tenemos cinco sentidos, los cuales funcionan de forma independiente: para ver, usted no necesita escuchar; para saborear algo, no necesita oír. «Pero cuando se trata de la fe, muchos no logran desvincularla de los sentidos. Quieren ver para creer, quieren escuchar cosas buenas para sentirse bien. En otras palabras, quieren sentir», explicó.

Esa es la razón por la que no logran tener una vida plena como Jesús prometió, porque quieren una fe relacionada con el corazón, pero este no fue hecho para pensar, sino sentir.

Después, el obispo Franklin detalló por qué la fe es certeza: «Usted no ve a Dios, tampoco lo siente, pero puede tener certeza de que Él está en las reuniones de la Iglesia porque Su Palabra dice que cuando dos se reúnen en Su nombre ahí estará. Por lo tanto, la fe no se basa en lo que siente, sino en la Palabra de Dios. Si usted aprende a basarse solo en ella, tendrá la plenitud que el Señor Jesús prometió, ese es el secreto».

Es como cuando se despierta sin ganas de ir al trabajo. Suena el despertador y el corazón le dice: «Solo 5 minutos más». Pero de inmediato su mente le dice: «Te van a correr». Y solo así usted se levanta.

Ahí entra la necesidad de tener el Espíritu Santo, porque Él le hace vivir por la fe, por la razón. Aunque su corazón se incline a una cosa mala, el Espíritu de Dios le dice que no lo haga y le hace pensar en las consecuencias.

Pero quienes no toman en cuenta esto, como está escrito, no encuentran paz: «Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación, como en el día de la prueba en el desierto, donde vuestros padres me tentaron al ponerme a prueba, y vieron mis obras por cuarenta años. Por lo cual me disgusté con aquella generación, y dije: “siempre se desvían en su corazón, y no han conocido mis caminos”; como juré en mi ira: “No entrarán en mi reposo”.» (Hebreos 3:7-11).

Aquellos que se guían por los sentidos del corazón, tomarán decisiones equivocadas: invertirán mal su dinero, elegirán la carrera equivocada, se casarán mal, tendrán un mal noviazgo, guardarán rencor en su corazón, destruirán su familia por una infidelidad, dañarán su cuerpo por fumar… Muchos culpan a Dios por las consecuencias de esas decisiones, pero Él no intervino.

Pero eso no significa que no hay solución: «Si usted cree que su caso no tiene remedio, eso le aparta de Dios. No deje que un corazón malo e incrédulo le diga que no puede recomenzar su vida y recuperar lo que perdió. ¡Crea en lo que está escrito en la Palabra!», destacó.

Si quiere recuperar a su familia, que resurja el amor en su matrimonio, elegir bien una nueva carrera, tomar buenas decisiones de ahora en adelante, entréguese realmente al Señor Jesús, para que a partir de hoy Él sea su guía, pídale un nuevo corazón. Haga de la Palabra de Dios la brújula de su vida, crea en lo que está escrito en ella; obedezca y ponga en práctica lo que dice, los principios del Señor nunca envejecen.

  • mexicanos que mueren
    Crece número de mexicanos que mueren por sustancias

Ofrenda Online

El reflejo de la gran destrucción económica


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/no-deje-que-su-corazon-le-domine/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: