«Mis hijos me culpaban por mi divorcio»

«Mis hijos me culpaban por mi divorcio»

Por Departamento Web 2

«Tenía muchos problemas con mis hijos a causa de mi divorcio. Ellos me consideraban culpable de la ruptura del matrimonio. Por eso me faltaban al respeto, me maltrataban y me ofendían en la calle. En casa, cada uno estaba por su lado, no convivían conmigo.

También por el divorcio llegué a tomar y fumar demasiado. Con esto les di motivos a mis hijos de tratarme peor de lo que ya me trataban.

Me sentía vacía, deprimida y lloraba en las noches. Busqué ayuda en muchos lugares, iba de baile para ver si eso sacaba mi soledad. Pero nada de eso me llenó. Me deprimía semanas enteras encerrándome en mi recámara, no salía ni hablaba con nadie. A veces tenía voluntad de comer algo, pero no me sentía nada bien.

Llegué a intentar suicidarme, tomé pastillas con alcohol para que el efecto fuera rápido, pero no perdí la vida. Empecé a reaccionar de forma diferente y quise cambiar esto, llevaba 4 años así.

Cuando llegué a la Universal, escuché de la Hoguera Santa y decidí participar. Puse a mis hijos en el Altar y mi vida también. Perseverando, mi vida se transformó totalmente. Dejé los vicios y mi corazón se llenó de paz, ganas de luchar y de salir adelante.

El hijo que más me ofendía cambió totalmente y me pidió perdón. A partir de entonces, Dios cambió mi historia y la de mi familia. Mis hijos dejaron los vicios, tenemos respeto, convivimos y compartimos momentos.

Ahora ellos me tratan con amor, se preocupan por mí, me cuidan y son atentos.

Además, tengo un negocio, doy clases de zumba y spinning en un local grande. Lo he ido construyendo poco a poco. Incluso mis hijos han salido adelante, uno tiene casa propia, otro sus negocios, cada uno tiene su coche.

No obstante, mi mayor bendición es el Espíritu Santo. Con él todo se transformó 100 % y mi corazón está lleno de armonía.» -Laura Osornio

Restaura tu familia

Nuestros seres queridos son blancos constantes del mal: adicciones, traiciones, enemistades, enfermedades, entre otros.

Por eso, no podemos esperar que suceda lo peor. Tenemos que proteger nuestra familia por medio de la fe. De la misma manera que Laura Osornio, no desistas de los que amas.

Es por eso que el 18 de julio te hacemos esta invitación: participa en el domingo de la salvación de la familia. Aún tienes oportunidad de hacer un desafío de fe con Dios para la transformación que tanto anhelas para ti y tu familia.

Te esperamos en Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya, CDMX. O bien, en la Universal más cercana a tu domicilio. Consulta los horarios de las reuniones de domingo.

Y no olvides leer el Aviso Importante sobre las reuniones en todo el país para informarte más.

  • mente de Cristo
    La mente de Cristo

Ofrenda Online

Desigualdad, hambre y lodo: una realidad en Saltillo


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/mis-hijos-me-culpaban-por-mi-divorcio/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: