“Mi novio no quiere tener mi fe”

“Mi novio no quiere tener mi fe”

Por Departamento Web 2

Vea las orientaciones de Cristiane y Renato Cardoso al respecto del tema

Una alumna anónima está a punto de casarse con su novio, pero él no comparte la misma fe que ella. Entonces, ella les pide consejos a Cristiane y Renato Cardoso, autores del libro Noviazgo Blindado (Namoro Blindado, en su lengua original) para saber cómo debe actuar en esta situación.

Alumna: Tengo 37 años y tengo un noviazgo con un joven de la misma edad que no es de mi fe. Estamos juntos desde hace tres años y ya lo invité para que él frecuente la Iglesia conmigo, pero él dice que no le gustan las iglesias y que no quiere ser de mi fe. Ya le dije de mi posición con respecto al diezmo y él dijo que, cuando nos casemos, debo hacer lo que quiera con mi dinero y que él hará como quiera. Sin embargo, no creo que deba ser así. Mi salario es mejor que el de él y él ya fracasó en un negocio que abrió. Construí la casa sola y compré todos los muebles, porque sabía de su dificultad económica. Ahora me siento culpable por mis elecciones, pero no sé si tengo el valor para terminar la relación. Pienso que mi santidad puede santificarlo y al que cree todo le es posible. Voy a humillarme ante el Señor y creo que Él me va a responder. Jamás quiero apartarme de Dios. Por favor, ayúdenme.

Renato: Usted, deliberadamente y conscientemente, está desobedeciendo su propia fe, es decir, está negando su fe. Lo digo porque él no tiene la misma fe que usted y dijo que usted debería hacer lo que quisiera con su dinero y él con el de él. Entonces, él ya demostró que no tiene principios como los suyos ni al respecto del matrimonio ni en cuanto a los preceptos cristianos. En el matrimonio se considera que el marido y la mujer son una sola carne y un solo espíritu. Pero, para él, no es así. Ahora, le pregunto: si usted está desobedeciendo su fe, ¿qué espera como resultado? Independientemente de que él sea una buena persona, si no tiene lo principal, que es el temor a Dios y una alianza con Él, usted tampoco lo tendrá. Entonces, el resto no sirve. Tal vez usted está tomando una decisión basada en el hecho de estar tres años con él, de tener ya 37 años y haber comprado la casa y los muebles, pero puede decepcionarse. Lo peor de todo es que él no tiene interés de ir a la Iglesia antes de la boda. Entonces, después de la boda, ese interés va a disminuir aún más.

Cristiane: Las personas se la pasan comparando sus vidas con las de las parejas que llegaron a la Iglesia en la misma situación, es decir, la mujer va a la Iglesia y el marido, no; pero él después termina yendo. Entonces, ellas piensan que si funcionó con los demás, también va a funcionar con ellas. Solo que su caso es totalmente diferente: usted ya sabía de esa situación y no era correcto permanecer en ella.

Renato: El consejo bíblico, que usted citó dice que la santidad de la esposa santifica a su marido, se dio en el Nuevo Testamento y se refiere a las mujeres que se convirtieron después de casadas. Ellas no van a separarse del marido porque se convirtieron y ellos no, es decir, van a mantenerse convertidas y la santidad de ellas debe santificarlos, porque son una sola carne. Pero usted, que es soltera, quiere casarse con un hombre que es incrédulo y cree que va a santificarlo, en realidad, va a rebajarse al nivel espiritual de él.

Cristiane: Usted premeditó un error. No sirve decir que cree, que todo es posible y que va a humillarse ante Dios. Usted ya sabe la respuesta a su pregunta.

Renato: Si quiere nuestro consejo, no continúe esa relación. Póngale a su novio una condición, dígale que quiere pedirle disculpas, que desea ser sincera con Su Dios en primer lugar y también con él. Dígale que, por no haber sido fiel, sincera y honesta con Dios, tampoco lo ha sido con él, y que evaluó que su fe es mucho más importante que su matrimonio. Diga que quiere casarse con alguien que tenga su fe. Pregunte si él desea seguir hacia adelante con usted en el noviazgo, pero que ustedes solo se van a casar cuando él también se case con Dios. Diga que usted no va a culparlo y que si él se siente presionado o tratado injustamente, puede terminar la relación. Pídale que él la perdone, pero que esa es la decisión que usted tuvo que tomar. Si usted hace todo eso, él tendrá una de las siguientes reacciones: o va a buscar a Dios y muestra que la ama mucho, ya que eso es muy importante para usted, o que no la ama lo suficiente y cree que esa es una razón para terminar la relación. Si usted actúa de esa forma, va a prevenirse muchos dolores de cabeza en el futuro.

  • sello
    El sello de la diferencia

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/mi-novio-no-quiere-tener-mi-fe/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: