Los sedientos son saciados

Los sedientos son saciados

Por Departamento Web 2

Todo el mundo sabe de la grandiosidad que es tener el Espíritu Santo. Recibirlo es tener la garantía de la felicidad, la paz, el gozo y la realización personal. Esto se debe a que Él es Quien guía, orienta, enseña y elimina las dudas de quienes realmente Lo quieren, pero para eso es necesario estar sedientos de Él.

En un pasaje de la Biblia, Jesús dijo: «Y en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús puesto en pie, exclamó en alta voz, diciendo: Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba» (Juan 7:37). En ese momento, no estaba convocando a todos los que estaban en la fiesta. Después de todo, en medio de esa multitud, la mayoría de la gente ya estaba sedienta de la fiesta, la alegría y el pan. De hecho, les estaba hablando a quienes tenían sed de algo más, de lo que aún no habían obtenido.

De la misma forma sucede con las personas que tienen sed de recibir el Espíritu Santo: de hecho son saciadas por Él. El problema es que no todas tienen sed de realizar el mayor sueño de Dios, que es hacer morada en sus cuerpos.

Si usted quiere tener el Espíritu Santo dentro de usted e hizo el Ayuno de Daniel de la manera que agradó a Dios, arrodíllese y hable con Él. Entonces, Dios hará Su morada en usted por medio del Espíritu Santo. Elimine cualquier duda, solo mire hacia adelante y fije su mente en la promesa del Señor Jesús. Quien tiene sed no tiene dudas y sabe lo que quiere.

Medita en: ¡Nuestra lucha diaria!

  • su alma
    Si muere… ¿a dónde va su alma?

Ofrenda Online

El reflejo de la gran destrucción económica


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/los-sedientos-son-saciados/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: