Lo que nos hace conquistar y nos sustenta

Lo que nos hace conquistar y nos sustenta

Por Departamento Web 2

La fe es aquello que nos hace mirar hacia adelante, no nos deja ver las dificultades, sino que nos da la capacidad de vencerlas; la fe es algo que se contagia, explicó el obispo Franklin Sanches durante el Santo Culto del domingo 17 de julio.

Cuando tenemos fe, entonces somos fuertes. Mediante ella podemos traer, del Reino de Dios, las bendiciones y milagros para nuestra vida. La Hoguera Santa es eso; al participar, la persona va al extremo de su fe, «esa fe le hace ir al cielo y traer de él lo que es humanamente imposible», explicó el obispo. En realidad, no hay nada que la fe no venza. Además, da sustento a la hora de enfrentar una dificultad o problema. Y es que estamos sujetos a pasar por adversidades, pues no siempre las cosas salen como se planearon, pero con la fe nace la certeza de que venceremos.

Existen 2 lados de la fe: el que nos hace conquistar y el que nos sustenta; ambos provienen de tener una relación con Dios. «Porque cuando usted conoce a Jesús, pasa a confiar en Su carácter y confiar en que cumplirá lo que prometió. Tal vez en este momento no lo esté viendo, pero sabe que Él no le fallará», indicó. Esto es similar a cuando conocemos a una persona tan bien, que hasta pondríamos la mano al fuego por ella, pues estamos seguros de su carácter e integridad.

Pero existen aquellos que solo tienen fe para conquistar y, cuando hay problemas, se desploman. En cambio, la fe que viene del Espíritu Santo le hace mantenerse de pie.

«Pero recordad los días pasados, cuando después de haber sido iluminados, soportasteis una gran lucha de padecimientos; por una parte, siendo hechos un espectáculo público en oprobios y aflicciones, y por otra, siendo compañeros de los que eran tratados así. Porque tuvisteis compasión de los prisioneros y aceptasteis con gozo el despojo de vuestros bienes, sabiendo que tenéis para vosotros mismos una mejor y más duradera posesión» (Hebreos 10:32-34).

En la Biblia encontramos lo que el Espíritu Santo dice a través del apóstol Pablo; cuando aquel pueblo fue iluminado (tuvo un encuentro con Dios), enfrentaron momentos difíciles; es decir, después de recibir milagros también pasaron por la aflicción. El obispo explicó que «es necesario entender que la vida con Jesús es una maravilla, sin embargo, la rosa también tiene espinas, significa que enfrentará problemas, pero tendrá la seguridad de que Él está con usted y que podrá superarlo todo».

La iglesia mencionada en Hebreos también pasó por persecuciones, tal vez usted también las está padeciendo. Anteriormente muchos fueron presos e incluso eran despojados de sus bienes, pero la Biblia dice que ellos perdían todo con gozo, ya que la misma fe que los hacía conquistar también los sustentaba. Perdían lo material, pero no la fe. Ahí es donde entra la importancia de la presencia del Espíritu Santo dentro de cada uno: Él da el apoyo para que el corazón no se entristezca ni se deprima ni guarde rencor.

Entonces, «si usted pierde alguna cosa, no hay problema. Después puede recuperarla a través de la fe». Agregó que «en la fe no hay sentimentalismo ni lugar para desplomarse, porque la fe es racional». Incluso, al leer la Palabra de Dios nos encontramos 366 veces la palabra: «no temas». De esta forma, tenemos una Palabra para cada día del año, para despertar con ella en mente. De acuerdo con el obispo, «la fe no permite que el problema le arrastre hacia el hoyo de la depresión. La fe levanta. Dios le dio la fe, ahora usted tiene que usarla para conquistar y seguir luchando».

«Por tanto, no desechéis vuestra confianza, la cual tiene gran recompensa. Porque tenéis necesidad de paciencia, para que cuando hayáis hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Porque dentro de muy poco tiempo, el que ha de venir vendrá y no tardará. Mas mi justo vivirá por la fe; y si retrocede, mi alma no se complacerá en Él. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para la preservación del alma» (Hebreos 10:35).

Dios no quiere que tengamos fe, sino que vivamos por ella. «Por ejemplo, si usted hizo un voto con Dios hoy, ¿qué es lo que tiene que hacer ahora? Confiar en que Él va a bendecir y seguir perseverando, la fe bíblica es así», explicó.

Además, la fe le hace mantener la salvación de su alma, pues un día ya no estaremos aquí, todo lo que conquistó se queda, pero si mantuvo su fe hasta el final, encontrará el mayor tesoro, que es la vida eterna. Algo glorioso es vivir en paz y cuando Jesús tiene el control de su vida, dormirá tranquilo y salvo.

Lee también: Unos tienen respuestas de Dios y otros no, ¿existe una razón?

  • tormenta solar
    Tormenta solar tocó la Tierra la semana pasada

Ofrenda Online

¡Conéctate con nosotros!

comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/lo-que-nos-hace-conquistar-y-nos-sustenta/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: