«Limpiar el plato» puede llevar a tu hijo a la obesidad

«Limpiar el plato» puede llevar a tu hijo a la obesidad

Por Departamento Web 2

Los padres no deben interferir con la autorregulación alimentaria de sus bebés

«Limpiar el plato» no es tan bueno para los niños como se creía hace algunos años. Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) acaban de publicar un estudio relacionado a la obesidad con obligar a los hijos a comer más de lo que quieren.

Para llegar a esa conclusión, los especialistas evaluaron más de 50 estudios publicados en los últimos años. Los artículos hablaban de nutrición, psicología e interacción entre los padres y bebés, especialmente durante la alimentación.

De acuerdo con ellos, el niño debe dejar de comer a partir del momento en el que demuestra desinterés por la comida. Cuando los padres insisten en que los hijos coman más de lo que desean, «ellos están programando a los bebés para volverse obesos en la adolescencia o en la vida adulta».

Funciona así: el organismo del bebé sabe la cantidad exacta de nutrientes que necesitan. Al alcanzar ese nivel, la voluntad de comer desaparece. Si el niño es obligado a comer de más, el organismo se confunde. Empieza a no entender cuándo necesita y cuándo no necesita alimentarse.

«Los bebés saludables tienen la capacidad de ajustar su ingesta de energía –es decir, la cantidad de comida que ingieren— con la necesidad fisiológica de crecimiento y desarrollo del cuerpo», informa el autor principal del estudio Eric Hodges.

Él incluso explica que «los dos primeros años de vida son un periodo crítico durante el cual son modelados posibles comportamientos alimenticios e independientes y la autorregulación de la ingesta de energía». Es decir: es en los primeros 24 meses de vida que el comportamiento alimenticio de una persona se forma. Para cambiar ese comportamiento, incluso en la vida adulta es muy difícil.

Los padres que celebran

Otra influencia negativa para los bebés son los padres que nos obligan a comer más de lo que quieren, pero celebran cuando los pequeños «limpian en plato».

La interacción entre los padres y el bebé es muy intensa. Cuando el hijo se da cuenta de que el padre está feliz al verlo comer más de lo que necesita, empieza a comer cada vez más. Siempre buscando la aprobación de los padres.

«Eso engaña al nervio que comunica hambre y plenitud al cerebro», explica Hodges. «La mente es efectivamente «programada» para comer de más».

Con el tiempo, el niño empieza a comer cada vez más para obtener el mismo nivel de satisfacción. La alimentación se convierte en una compulsión.

mismo nivel de satisfacción. La alimentación se convierte en una compulsión.

«Eso, a su vez, puede aumentar el riesgo de obesidad subsecuente de los niños, a medida que se desarrollan desde una dependencia completa hasta una mayor independencia en la alimentación», afirma Hodges. «Alimentarse en la ausencia de hambre o más allá de estar lleno puede perjudicar la autorregulación de la ingesta de energía de los niños».

El hecho de que los padres confíen cada vez menos en la autorregulación de sus hijos y los alimenten más de lo necesario —especialmente con malos alimentos— es uno de los motivos por los cuales la obesidad infantil aumenta cada vez más.

  • crítica
    ¿Qué haces cuando recibes una crítica?

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/limpiar-el-plato-puede-llevar-a-tu-hijo-a-la-obesidad/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: