La violencia de género como resultado del abuso de drogas

La violencia de género como resultado del abuso de drogas

Por Departamento Web 2

Es bien sabido que el abuso del alcohol y de drogas no solo afecta a la víctima, sino a quienes le rodean. Datos presentados en las XLV Jornadas Nacionales de Socidrogalcohol, en Toledo, España, reveló que el consumo excesivo de estupefacientes aumenta la violencia de género y, a su vez, el doble de posibilidad de que las víctimas exageren en la ingesta de bebidas embriagantes.

«Mientras algunos buscan que la marihuana, por ejemplo, les dé un efecto tranquilizante o que les ayuden a evadir la realidad, a otros los vuelve eufóricos y desinhibidos. Sin embargo, cuando el efecto inicial pasa, surge otro que empeora el estado de la persona que pretendía aliviar su ansiedad, insomnio, etcétera», dijo Josep Guardia Serecigni, consultor sénior en psiquiatría.

Sin olvidar que en la mayoría de los casos de quienes consumen alguna sustancia nociva es porque no tienen un vínculo familiar sólido, donde falta alguno de los padres, o en los hogares que cuentan con la presencia de ambos, por la falta de atención y compañía de parte de los mismos. Aunque también lo puede detonar algún problema económico o algún conflicto relacionado al amor.

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que las adicciones son un problema de salud, esto quiere decir que bien se pueden prevenir junto con los daños en las relaciones interpersonales que estas provocan.

«Sufrí agresiones físicas en mi casa y en dos matrimonios»

«Crecí viendo cómo mi padre le pegaba a mi madre, ¡ella sufría mucho! Cuando cumplí 17 años, pasé por la misma situación: conocí a un muchacho con el que me fui a vivir, me golpeaba sin motivo alguno y, además, tenía el vicio del alcohol, cigarro y juegos de azar. Decidí dejarlo y regresar a la casa de mis padres, donde la violencia aún reinaba.

Harta de eso, me fui nuevamente de ahí porque conocí otra persona con quien pensé que la vida me pintaría mejor, pero él también me humillaba y golpeaba. Un día, cansada de eso, lo dejé. Volví con mis padres. La situación me deprimió mucho, me encerraba en mi cuarto a tomar, me sentía sola. Quise vengarme de quienes me habían herido, a través de la brujería. Pero, esto me perjudicó.

Tras haber intentado el suicidio en una ocasión y de sentir un dolor pro-fundo en el alma, conocí la Universal. Esto sucedió una de esas noches que no podía dormir y que me pasaba llorando, pues vi su programa televisivo. Decidí ir a una reunión, pero se me dificultó encontrar la dirección hasta que, un día, sin esperarlo, me topé con uno y entré.

Desde el primer día, me desahogué con Dios y eso me dio fuerzas para luchar para cambiar mi vida: primero, Dios sanó mis heridas emocionales y, tiempo después, me liberó de los tormentos espirituales, consecuencia de recurrir a la brujería. Después, le pedí que Él me permitiera conocer a un hombre que me amara y respetara, y encontré al que ahora es mi esposo.
Puedo decir que ahora soy realmente feliz.» -Aída Cruz

  • hijas
    Godllywood Autoayuda: una enseñanza de padre para hijas

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-violencia-de-genero-como-resultado-del-abuso-de-drogas/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: