La pérdida de un ser querido puede originar depresión

La pérdida de un ser querido puede originar depresión

Por Departamento Web

Al menos 16% de las personas que sufren la pérdida de un ser querido pueden presentar un cuadro depresivo

La pérdida de un ser querido es uno de los dolores más fuertes que puede experimentar un ser humano, generalmente afecta a todos los familiares y amigos y dependiendo las causas por las que la persona falleció, el dolor viene con menor o mayor intensidad.

Al menos 16% de las personas que sufren la pérdida de un ser querido pueden presentar un cuadro depresivo durante el año siguiente al fallecimiento. Incrementándose hasta en un 85 por ciento en la población mayor de 60 años.

“El duelo patológico es una complicación del duelo normal. En poco tiempo puede presentar la duración, intensidad —altera el funcionamiento laboral, social o familiar normal— y ser indistinguible de una depresión. Cuando los síntomas de tristeza son duraderos e incapacitantes, de modo que impidan realizar una vida laboral, social y familiar normal, se debe acudir al médico”, explica el doctor Javier García Campayo, psiquiatra del Hospital Miguel Servet de Zaragoza. 

Cinco de cada 100 personas que pierden a un ser querido presentan síntomas graves de duelo; si la persona abusa del consumo de alcohol, drogas, descuida su higiene, tiene problemas físicos o expresa ideas suicidas, puede ser síntoma de depresión.

Si tú o un ser querido están pasando por un momento difícil el cual ya no encuentran salida, te invitamos a acudir a una reunión especial los viernes donde por medio de tu fe, puedes vencer esta terrible enfermedad. Para mayores informes, acude a la Universal más cercana. Aún hay esperanza para ti.

Lea también: ¿Usted sabe qué hacer con un familiar gravemente enfermo?

“Con la muerte de mi esposo, caí en depresión y quería morirme”

“En un asalto que hubo en mi domicilio, donde nos encontrábamos ocho integrantes de mi familia, perdí a mi marido.

Herida, me trasladaron al hospital sin probabilidades de vida, pues la bala había entrado por el tórax y perforado un pulmón. Aunque operarme era un riesgo, decidieron hacerlo no sin antes decirle a mi familia que no pasaría la noche y moriría ese día.

Cabe decir que nunca perdí la conciencia, desde que caí herida hasta que me trasladaron al hospital sabía lo que pasaba. Jamás olvidaré la escena de ver a mis hijos llorando y suplicando ‘no te mueras’, fue algo que me marcó mucho.

Aun estando internada, caí en depresión y ansiedad, la muerte de mi esposo volvía a mi cabeza una y otra vez, tenía mucho miedo, sufría ataques de nervios… ¡sentí deseos de morirme!

Cuando me encontraba en el quirófano con pocas probabilidades de vida, mi mamá asistió a la Universal y decidió poner su fe en el Señor Jesús por el milagro que necesitaba.

Dios atendió su súplica porque, increíblemente, me levanté de la cama y me dieron de alta del hospital sin ninguna secuela, incluso la gente que me ve no cree que estuve al borde de la muerte de tan sana que estoy.

Gracias a Dios y a la perseverancia, hoy no tengo ningún problema, puesto que la depresión, la tristeza, la angustia y el terror se me quitaron y vivo en paz con mis hijos.

Tanto mi vida espiritual como física se transformó y, a pesar de todo lo que pasé, me siento feliz porque Su Espíritu está conmigo”, Erika García. 

(*) La asistencia espiritual no sustituye los cuidados médicos. Será el tipo de trastorno, su origen y el modo de ser de la persona los que configurarán la manera de orientar, en cada caso.

  • la meta
    Deshágase de la carga para llegar a la meta

Ofrenda Online

La pobreza se apodera de este Pueblo Mágico


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-perdida-de-un-ser-querido-puede-originar-depresion/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: