La Palabra, la fe y la obediencia

La Palabra, la fe y la obediencia

Por Departamento Web 2

Dios siempre trabaja con Su Palabra. Ella es soberana en todo el universo porque trajo a la existencia todas las cosas que no existían. El problema es que el ser humano es una criatura que no acepta la Palabra de Dios. Y por eso sufre.

Dios no le impone al ser humano el sufrimiento, los dolores, las enfermedades y los desastres. Al contrario: Él dice, sugiere, orienta y quien tiene oídos para oír Su Palabra y obedecerla se vuelve bienaventurado.

Hay personas que, por contar con su propia inteligencia, no les importa la Palabra de Dios. Muchas actualmente confían en la riqueza, en la fama, en el poder y no quieren someterse a Su Voz. Entonces, Dios les permite pasar por pruebas y situaciones difíciles. En cambio, las que son humildes se someten a la Palabra de Dios. Cuando escuchan la Voz de Dios y practican Su Palabra, comienzan a probar los beneficios de esa obediencia. Así fue con Abraham, quien creyó en lo que Dios dijo, obedeció y se hizo merecedor delante de Él.

Por lo tanto, quien cree en la Palabra de Dios y la pone en práctica será bendecido. Quien no cree, sufrirá, porque Dios no podrá hacer nada por la persona. Esta es la Fe racional y sobrenatural que lleva a las personas a conquistar una vida diferente.

  • mentira
    ¿Por qué la mentira vuela mientras la verdad duele

Ofrenda Online

Desigualdad, hambre y lodo: una realidad en Saltillo


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-palabra-la-fe-y-la-obediencia-2/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: