La fe se muestra con actitudes

La fe se muestra con actitudes

Por Departamento Web

En el Santo Culto del pasado 2 de mayo, el obispo Franklin Sanches explicó la razón por la que muchas personas no logran ver el poder de Dios en su vida a pesar de creer en Él.

La Biblia cuenta la historia de Ana, una mujer que no podía tener hijos. A pesar de que año tras año se dirigía al Templo para orar, continuaba estéril. Eso le causaba mucha tristeza e irritación, sobre todo porque en esa época, el hombre podía buscar a otra para tener hijos.

«Eso la hizo sentirse más frustrada, además de estéril, Ana tenía una rival que se burlaba de ella. Ahí entra la cuestión: Si la persona cree en Dios, ¿por qué sufre? En ese punto entra la fe. Lo que mueve a Dios no son los sentimientos, lo que hace que Él le bendiga es cuando expresa su fe», explicó el obispo.

Eso fue precisamente lo que un día hizo Ana. Sin depender de su marido ni actuar con religiosidad, tomó una actitud de fe:

«Ella, muy angustiada, oraba al Señor y lloraba amargamente. E hizo voto y dijo: Oh Señor de los ejércitos, si tú te dignas mirar la aflicción de tu sierva, te acuerdas de mí y no te olvidas de tu sierva, sino que das un hijo a tu sierva, yo lo dedicaré al Señor por todos los días de su vida y nunca pasará navaja sobre su cabeza. […] Pero Ana hablaba en su corazón, solo sus labios se movían y su voz no se oía. Elí, pues, pensó que estaba ebria. Entonces Elí le dijo: ¿Hasta cuándo estarás embriagada? Echa de ti tu vino. Pero Ana respondió y dijo: No, señor mío, soy una mujer angustiada en espíritu; no he bebido vino ni licor, sino que he derramado mi alma delante del Señor.» (1 Samuel 1:9-11).

«La fe es algo personal. Usted no depende de los demás para que Dios le bendiga. Y eso es maravilloso porque le libera. Puede obtener lo que quiere a través de su fe, aunque todos estén en su contra. Y si la tiene, esa fe revertirá la situación. Él le dio ese poder para que le dé rumbo a su vida. Nadie tiene un destino trazado», detalló el obispo.

Después de manifestar su fe, Ana dejó de ser una persona triste y angustiada. De acuerdo con lo que dijo el obispo Franklin, cuando usted usa la fe, en su interior empieza a haber la certeza de que Dios hará lo que pidió. Pero, necesita tomar la decisión que Ana tomó: buscar a Dios con toda el alma, no por conveniencia.

«Y cuando encuentra a Jesús, empieza a tener paz. Eso es lo que sucede. Ya no hay llanto de tristeza, sino de alegría. La fe siempre estará acompañada de acciones. Ana hizo un voto, pero no se quedó de brazos cruzados esperando, provocó el milagro. La fe es así, si usted cree, actuará, no se quedará de palabras.

Cuando la persona aprende a usar la fe, puede estar viviendo en la pobreza, sin una tortilla, pero si la usa, no tendrá una tortilla, sino la tortillería. Ese es el Dios de la Biblia, que trae a la existencia lo que no existe. Pero depende de que usted obre su fe, de que no esté triste, abatido, llorando… Él quiere que manifieste su fe en Él, que lo busque con toda su alma, que se entregue a él. Al hacerlo, el Espíritu Santo entra en su ser y llena su vida», finalizó.

  • Milenio
    16 lecciones sobre el Apocalipsis

Ofrenda Online

Pastores de la Universal en Angola llegan a Brasil después de ser deportados ilegalmente


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-fe-se-muestra-con-actitudes/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games