La fe que te hace soñar también te lleva a la cima

La fe que te hace soñar también te lleva a la cima

Por Departamento Web 2

¿Cuáles son tus menores y mayores sueños? ¿Y cómo estás ahora y en qué condiciones? Frente al contexto actual, ¿es posible cambiar una condición económica que ya parece perdida? ¿Acaso puedes emprender como querías?

Al observar tu propia condición para realizar tu sueño, puede ser que ella te haga desistir de él. Un día, de manera semejante, Jacob estuvo en su peor momento.

Aquel entonces, todo con lo que él podía soñar era un poco de pan para comer, ropa para vestir y protección. A final de cuentas, él estaba huyendo. Él salió de su casa sin nada, solo con la ropa que traía puesta y un poco de aceite. Al anochecer, estaba en la intemperie, solo con una piedra para apoyar su cabeza y descansar (de acuerdo con lo que puedes leer en Génesis 27).

La historia de vida de muchas personas refleja lo que ellas sienten en su propia piel. Hay quienes cargan durante años sus sueños y, por no verlos realizados hasta ahora, sienten que traen consigo una carga pesada. También están los que prefieren ya no soñar. Desanimados, ven el tiempo amenazando su propia fe. Sin embargo, la misma fe que las hace soñar, también necesita hacerlas despertar para transformar los sueños comunes en logros inexplicables.

Lee también: «No nos alcanzaba ni para un kilo de tortillas, vivíamos de arrimados»

Contexto

La vida de Jacob dio un giro a partir del momento en que obtuvo la bendición de la primogenitura que iba a ser de su hermano, Esaú, quien la despreció cuando intercambió sus derechos de primogénito por un plato de lentejas. Esaú era cazador y sus habilidades eran evidentes. Su fuerza, condición y seguridad le daban razones para creer que no necesitaba a nadie más que a sí mismo. Pero no sucedía lo mismo con Jacob: un hombre tranquilo y sin tantas habilidades, pero que sabía que solo la fe sería capaz de transformar su vida.

Esaú nunca se sintió amenazado por Jacob, incluso porque era un líder natural y, por derecho, heredero de su padre. Pero Jacob, al no contar con sus propias fuerzas, contó con la bendición. El caso de Esaú sucede también hoy en día. Muchos se creen capaces, inteligentes, preparados, y confían demasiado en sí mismos.

Medita en: El voto de Dios para los elegidos

«Y tuvo un sueño…»

Después de recibir por medio de su padre, Isaac, las bendiciones que serían de su hermano, Jacob tuvo que huir, ya que temía ser asesinado. Fue a casa de su tío, Labán, para vivir de favor. Aquella noche, en la intemperie, puso su cabeza en una piedra que usó de almohada. Allí soñó que Dios, personalmente, le hizo las siguientes promesas:

«Y tuvo un sueño, y he aquí, había una escalera apoyada en la tierra cuyo extremo superior alcanzaba hasta el cielo; […] Y he aquí, el Señor estaba sobre ella, y dijo: Yo soy el Señor, el Dios de tu padre Abraham y el Dios de Isaac. La tierra en la que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia. También tu descendencia será como el polvo de la tierra, […]. He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he prometido» (Génesis 28:12-15).

Fe que abre puertas

Al despertar del sueño, Jacob le confió su vida a Quien le hizo soñar: «Y se levantó Jacob muy de mañana, y tomó la piedra que había puesto de cabecera, la erigió por señal y derramó aceite por encima. Y a aquel lugar le puso el nombre de Betel» (Génesis 28:18-19).

Betel significa «puerta del cielo». Allí fue donde Jacob empeñó su palabra por medio de un voto y tomó la decisión de no solo servir, sino de honrar a Dios siéndole fiel con sus primicias (lee Génesis 28:20-22).

Jacob vio la necesidad de cumplir la parte que le correspondía, que era depender de Dios. El Señor no necesitaba que él hiciera ese voto, porque ya le había empeñado Su Palabra, «pero Jacob necesitaba hacer su parte para que tomara en serio la fe que estaba profetizando. A partir de entonces, empezó a andar con Dios. En aquel momento, Dios asumió la responsabilidad de la vida de Jacob y Jacob asumió la fe en Dios», explicó el obispo Renato Cardoso.

Te puede interesar: «Entré en depresión, consumí drogas y terminé en la calle»

Nueva historia

Todo sucedió cuando Jacob entendió el significado de la fidelidad. Él pidió lo que necesitaba en ese momento, pero ¿qué era lo que pidió a comparación de lo que Dios ya le había revelado?

De la misma forma, cuando nos sometemos a la Palabra de Dios, surgen sueños que provienen del Altísimo y no de nosotros. Como Jacob, muchos incluso pueden verse solos, pero Dios pone a su disposición la fe, que comparándola con la escalera, son instrumentos para alcanzar una vida exitosa en otros aspectos. El mismo Dios que nos capacita a soñar nos da las condiciones para realizar nuestros sueños (Filipenses 2:13). El voto de Jacob hizo que el Señor trabajara para realizar sus sueños.

En la misma fe, quienes desean tomar posesión de las bendiciones de Dios harán un voto de confiarle toda su vida a Él y, así, verán la Puerta del Cielo abierta sobre ellos.

Durante el mes de junio, en todas las Universal, todos los que quieren tener una Alianza con Dios podrán participar en el Voto de Jacob en Betel.

Puedes saber más haciendo clic aquí.

Además, este domingo 13 de junio, recibe en tus manos la unción del aceite consagrado en Betel. Trae tu currículum, tus proyectos o algo que represente tu trabajo. Por medio de tu fe, determina que Dios bendiga tu trabajo, tus ventas y que todo lo que emprendas o realices salga bien.

Para saber cómo participar, te esperamos a las 7:30 a. m., 9:30 a. m., y 12 p. m., en el Templo de los Milagros, Av. Revolución núm. 253, col. Tacubaya, CDMX. O bien, acude a la Universal más cercana a tu domicilio y consulta los horarios de las reuniones u oraciones o llama al 55 55743266.

Y te invitamos a leer el Aviso Importante sobre las reuniones u oraciones en todo el país para informarte más.

  • descargar tu CURP
    ¿Cómo consultar y descargar la CURP?

Ofrenda Online

La ayuda llegó para damnificados de Poza Rica, Veracruz


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-fe-que-te-hace-sonar-tambien-te-lleva-a-la-cima/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: