La belleza que no se hereda ni se compra

La belleza que no se hereda ni se compra

Por Departamento Web

La belleza interior no envejece, solo tiende a mejorar

Turia Pitt es una atleta que luego de quedar atrapada en un incendio fo­restal, sufrió quemaduras en el 65% de su cuerpo. Aunque la australiana tuvo que aprender desde caminar hasta hablar, el accidente la dejó completamente deforme.

Michael Hoskin, su novio, que perma­neció a su lado, no solo la ayudó a supe­rar el proceso y recuperar su autoestima, también le pidió matrimonio ante la sor­presa de muchos, demostrando que él ve más allá de su apariencia.

¿Cuántas mujeres gastan hasta el últi­mo peso para verse lo más bonitas posi­bles? Su outfit es de revista, su cabello es tan perfecto que parece arreglado por el estilista, pero en cuanto abren la boca se pierde el encanto. A veces, es un gesto o su forma de actuar lo que nos lleva a que­rer alejarnos de ellas rápidamente.

Sin embargo, existen otras mujeres que, si bien al principio no llaman la aten­ción, su forma de ser nos hace verlas bo­nitas.

Existen dos tipos distintos de belleza: la exterior y la interior, y para Cristiane Car­doso, la verdadera es a la que siempre le podemos sacar provecho: «La belleza interior no envejece, solo tiende a mejorar, a ser más agradable y más atractiva. No se transforma en fealdad y no será un peso para ti cuando envejezcas», afirma.

Si bien debes cuidar tu apariencia, no olvides que tu belleza exterior refleja lo que tienes dentro y si dejas de lado tu interior, llegará el momento en el que, por más que inviertas en tratamientos o maquillaje, no tendrás lo que deseas.

¿Quieres saber cómo tener la belleza que no se hereda ni se compra? Asiste este sábado 3 de agosto a la reunión de Godllywood Autoayuda.

La entrada es gratuita, te esperamos.

Lea también: El secreto que toda mujer necesita saber

«En Godllywood descubrí mi valor»

«El movimiento Godllywood ha significado una gran bendición en mi vida. Gracias a que decidí participar en él, descubrí mi valor. De ser tímida e insegura, hoy entiendo que puedo llegar muy lejos. Trazo metas y objetivos, trabajo para lograrlos. Sé que tengo esa capacidad.

Godllywood me ha enseñado a cuidar con mayor esmero de mi persona, de mi familia, de lo que hago y, sobre todo, de mi relación con Dios, pues con Él todo lo puedo. No estoy queriendo decir que ahora no hay dificultades, claro que se me presentan obstáculos a vencer; pero aho­ra tengo las herramientas que necesito.

Este movimiento se basa en desafíos personales. Así fue que conocí de qué soy capaz, cumpliendo uno a uno.» Carmen Berenice Salvador.

  • mudanza
    Cómo organizarte para una mudanza

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/la-belleza-que-no-se-hereda-ni-se-compra/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: