Hombres que no decepcionan

Hombres que no decepcionan

Por Departamento Web 2

El tema fue abordado durante el encuentro mensual del proyecto IntelliMen

Hay hombres que han aceptado un bajo nivel de comportamiento para sí mismos. Se han acostumbrado a hacer lo básico en su vida. Y el problema es que, como resultado, no se desarrollan. Además, terminan decepcionando a quienes los rodean.

La decepción es cosa del ser humano. El Único que no decepciona es Dios. Sin embargo, eso no es una excusa para usar como muleta y decir que errar es humano.

El alto nivel que se espera de nosotros

De acuerdo con lo que explicó el obispo Franklin Sanches el pasado sábado 6 de noviembre en la reunión del IntelliMen, las personas esperan un nivel más alto en las actitudes de quienes son de la fe. No obstante, la decepción se hace presente «cuando nosotros no correspondemos esa expectativa, y lo que presentamos es un nivel bajo», dijo.

Es por eso que necesitamos tener en mente un nivel alto para nosotros mismos. Por ejemplo, en términos de ética, carácter y responsabilidad. «Quien hace eso destaca en medio de la multitud no con palabras, sino con hechos», agregó el obispo. Es imposible no notar a esta persona. Por otro lado, si ella no destaca es porque está haciendo lo que es común:

«Si tiene una vida de fracasos, significa que Jesús no le está guiando, que hace las cosas a su manera, que es como los demás…. Y la culpa no es de terceros, usted es el responsable. Ser hombre también es asumir la responsabilidad», enseñó.

Te sugerimos: A este tipo de persona ni Dios la puede ayudar

Entonces, ¿cuál debe ser nuestra referencia?

«Pero gracias a Dios, que en Cristo siempre nos lleva en triunfo, y que por medio de nosotros manifiesta en todo lugar la fragancia de su conocimiento. Porque fragante aroma de Cristo somos para Dios entre los que se salvan y entre los que se pierden» (2 Corintios 2:14-15).

Al respecto, el obispo explicó que para elevar el nivel, el mejor ejemplo a seguir es Cristo: «No significa que no cometerá errores. Aunque tenga un nivel elevado, los cometerá, pero usted se corregirá y continuará mirando hacia Él porque es su modelo. No pondrá los ojos en otros, sino en Él porque nunca falla. Al hacerlo, no importa si está entre los hermanos de la fe y los que se pierden, en ambos casos notarán la fragancia de Jesús».

Pero ¿cómo elevar ese nivel? «Llenándose del Espíritu Santo. Solo Él dentro del hombre lo hace crecer», refirió.

Dios, por medio de las Escrituras, nos dejó lo que Él espera de nuestra vida. La Biblia nos alerta sobre eso: «Queridos amigos, aunque hablamos de este modo, no creemos que esto se aplica a ustedes. Estamos convencidos de que ustedes están destinados para cosas mejores, las cuales vienen con la salvación.» (Hebreos 6:9 – NTV).

En otras palabras, no podemos ser como las personas que dentro de la Iglesia pusieron niveles bajos para sí mismas y no viven el nivel que Dios presentó en la Biblia. Así que, si dices ser cristiano, hay resultados que deben acompañar tu vida. No es suficiente afirmar que sigues al Señor Jesús.

¿Cuál es el testimonio que, realmente, Dios quiere que tengas? El testimonio espiritual. Es el testimonio de quien te conoce, e incluso puede no agradarle tu fe, pero dice: «respeto a esta persona, porque veo que es alguien que refleja a Dios».

En otras palabras, por medio de nuestro comportamiento, naturalmente, nos volvemos la luz de este mundo.

Por lo tanto, la pregunta que queda es la siguiente: si las personas esperan lo mejor de nosotros, ¿cómo sería con relación a Dios?

Tarea

Finalmente, el obispo dejó un ejercicio para los participantes: «Le propongo que elija tres áreas de su vida en los que tiene que mejorar. Una que necesita trabajar es la espiritual. Pregúntese cuánto tiempo pasa leyendo la Biblia y en oración, lo que puede hacer para ganar almas… Porque una vez que se eleve espiritualmente, todos se darán cuenta: su manera de ser, pensar y hablar cambia. Las otras dos áreas, usted las elegirá. ¿En dónde ha dejado que desear? ¿En dónde se ha decepcionado espiritualmente a sí mismo, a Dios y a quien le conoce?».

Recuerda practicar esto todos los días hasta que se vuelva algo natural en ti. Entonces, después podrás aumentar más el nivel.

Medita en: No quebrará la caña cascada

  • sello
    El sello de la diferencia

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/hombres-que-no-decepcionan-2/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: