¿Has cuidado tu trinidad?

¿Has cuidado tu trinidad?

Por Departamento Web 2

¿Sabías que tu existencia se compone de cuerpo, alma y espíritu? Hay personas que aún no se han dado cuenta de este hecho. Pero, así como Dios está formado por la persona del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, nosotros somos como una trinidad.

«Dios creó a los seres humanos a su imagen y semejanza y también es trino. Somos tres en uno. Usted es cuerpo, alma y espíritu», explicó el obispo Renato Cardoso.

¿Quién es quién?

De esta forma, el cuerpo es nuestro exterior, el que nos conecta con este mundo material.

Por su parte, el alma es lo que sientes, son los sentimientos, la personalidad, la esencia única de una persona, y dura para siempre.

Finalmente, el espíritu es una parte de Dios que se colocó en nosotros cuando nos dio el aliento de vida, es el que conecta el cuerpo con el alma. El espíritu también está relacionado con nuestro intelecto. Porque Dios es la fuente de toda inteligencia.

Solo para ejemplificar, mientras el alma desea ese sabroso trozo de pastel, el espíritu nos alerta del peligro que corre nuestra salud, como la diabetes. Asimismo, sucede en el campo espiritual, donde el alma tiende hacia los deseos de la naturaleza humana y el espíritu nos alerta de la voluntad de Dios.

Después de la muerte

Cuando una persona muere, el aliento de vida vuelve a Dios y el alma se separa del cuerpo, tomando un destino entre el cielo y el infierno, mientras que el cuerpo vuelve al polvo.

«El alma sigue por la eternidad con Dios o separada de Dios (en el infierno, como dice la Palabra, para siempre en el lago de fuego)», alertó el obispo Renato.

Medita en esto

Es importante reflexionar sobre esto, porque hay personas que incluso han escuchado de este tema, pero no tienen cuidado en cada uno de estos tres ámbitos.

«Piense en un equipo de tres personas. Cada una de estas tres personas, estando en la cima de su desempeño, formaron un equipo imbatible. Pero ¿por qué tanta gente está fracasando en la salud, las finanzas y otras áreas? Usted puede identificar que estas personas no se están ocupando de estas tres partes», observó.

Un ejemplo sería cuando la persona siente un vacío en el alma y usa drogas en un intento por aliviar lo que siente. En otras palabras, para agradar al alma (de manera incorrecta), intoxica el cuerpo y hace que se debilite con el tiempo.

«Entonces, debe desarrollar las tres partes de usted mismo, para que se vuelva una persona completa, equilibrada, que tenga éxito en todo lo que hace», enfatizó.

Por lo tanto, si el alma tiene depresión, el cuerpo debe unirse con el espíritu y usar la inteligencia, buscando la liberación espiritual en la Iglesia.

Haz un compromiso contigo de organizar tu propia vida. Pues si armonizas estos tres elementos y aplicas la disciplina en tu día a día, te desarrollarás como persona.

  • dos cosas
    Estas son las dos cosas necesarias para un cambio

Ofrenda Online

La ayuda llegó para damnificados de Poza Rica, Veracruz


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/has-cuidado-tu-trinidad/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: