¡Esto nos alegra!

¡Esto nos alegra!

Por Departamento Web 2

Saludos de acuerdo con el horario, señor Obispo Gonçalves, mi nombre es Jessica y soy parte de la Iglesia Universal desde el vientre de mi madre.

A través de este mensaje, me gustaría decir que usted y la Sra. Rosana tienen un lugar muy especial en mi vida.

Porque aun creciendo en la iglesia, asistiendo a la EBI (Escuela Bíblica Infantil), al FTU, a la FJU y ya haciendo la Obra de Dios como candidata a obrera, no era bautizada con Espírito Santo. Y fue en una de las meditaciones que usted hizo, a finales de julio de 2020, faltando 4 o 5 días para comenzar el Ayuno de Daniel, que decidí entregarme en cuerpo, alma y espíritu a Dios.

E hice ese Ayuno de Daniel como nunca lo había hecho, incluso habiendo crecido en la iglesia. Hoy Le agradezco a Dios porque usted haya venido a Angola, porque fue gracias a la “meditación” que usted hizo, usado por Dios, que recibí el bien más precioso del mundo, el Espíritu Santo.

Lamento mucho lo que está sucediendo aquí en Angola, pero quiero que sepa que mi familia y yo hemos aprendido mucho de usted y de Doña Rosana.

Y el diablo es tan sucio que quiere alcanzar a “los principales, los líderes”, y como si no fuera suficiente, también a la Casa de Dios. Y él solo está interesado en quien es fuente, y no en aquellos que son como una gota de agua.

Obispo Gonçalves, tengo la plena certeza de que es usted fuente, y por eso está pasando por todo esto…

Quería que usted recordara el día 15/4/2020, cuando mandó abrir el libro de Romanos 8:31-39:

“Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros? (…) ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro”.

Obispo, usted dijo que cuando la persona tiene el “Espíritu de Dios”, el Señor Jesús intercede por ella.

Así como el Señor Jesús triunfó sobre todo mal en la cruz, usted triunfará sobre todas las trampas de Satanás, sobre los principados, sobre las potestades y sobre esta convocatoria de la corte.

Quiero que sepa que ya comencé a orar, a ayunar y a humillarme ante Dios, y como formo parte de los más de “500 mil que no se inclinan”, estaré presente en la corte en defensa de usted y de nuestra madre IURD.

¡Obispo, que nuestro buen Dios le bendiga rica y abundantemente!

#LucharHastaElFin

Colaboró: Obispo Honorilton Gonçalves 

Extraído del blog del Obispo Macedo

Medite en: Paz inexplicable

  • hijas
    Godllywood Autoayuda: una enseñanza de padre para hijas

Ofrenda Online


comentarios

[fbcomments url="https://universal.org.mx/esto-nos-alegra/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games
A %d blogueros les gusta esto: